Los bancos tejen con créditos una red de seguridad para autónomos afectados por la pandemia

Las entidades financieras centran sus esfuerzos en solventar los problemas de liquidez a corto plazo de quienes trabajan por cuenta propia

Los bancos tejen con créditos una red de seguridad para autónomos afectados por la pandemia

El Gobierno central y las comunidades discrepan sobre la paralización de toda la actividad económica durante las próximas semanas por la crisis del coronavirus. Lo cierto es que la gran mayoría de la actividad está ya en dique seco, y uno de los eslabones más expuestos son los autónomos. Las entidades financieras están presentando instrumentos para los autónomos a raíz de la parálisis de sus negocios. También, de paso, para atraer clientes al sector bancario que, según Barclays, perderá en Estados Unidos la mitad de sus beneficios por la pandemia, mientras que las entidades españolas no esconden su preocupación.

Banco Santander pondrá a disposición de pymes y autónomos una línea de liquidez de créditos preconcedidos de 20.000 millones de euros, con tipos de interés a pagar a un año. Así, explica el banco, se garantiza la liquidez a corto plazo de los negocios afectados y se da “mayor liquidez en la gestión de flujos de caja”.

Caixabank opta por ampliar los plazos y permite a sus clientes “formalizar operaciones de circulante” en hasta 24 meses. Más de 440.000 autónomos podrán acogerse además a una línea de 25.000 millones en préstamos preconcedidos.

Otras entidades, como Banco Sabadell, han desplegado a 3.500 gestores en una estrategia de puerta a puerta. El banco asegura que esta red de gestores visitará a pymes y autónomos para adecuarse a sus necesidades de liquidez con el fin último de que mantengan a flote sus negocios. Para ello, el banco catalán ha activado una línea de liquidez de 15.000 millones. La firma indica a CincoDías que también activarán préstamos personales para autónomos a cinco años "al tipo de interés del préstamo consumo que tengan contratado y sin comisiones". En cuanto a las pólizas de crédito, Sabadell permitirá que se renueven "con antelación suficiente para evitar que se produzcan posiciones deudoras".

Ampliación de plazos de devolución de créditos a corto plazo y financiación puente para deudas a largo plazo son las recetas de Bankia para aliviar los problemas de liquidez de sus clientes, entre ellos los autónomos. Según fuentes de este banco, el plazo de vencimiento de la financiación del circulante se extenderá hasta el 30 de junio, la misma fecha en la que vencerán las líneas comerciales (confirming o financiación de remesas). BBVA, por su parte, opta por las necesidades inmediatas de tesorería de los autónomos, a los que abre “líneas de liquidez inmediata de hasta 25.000 millones”, señala el banco bilbaíno.

La banca mediana también mueve ficha. Abanca movilizará 1.800 millones en crédito preconcedido tanto a corto como a largo plazo para autónomos a través del 'Plan Anticipar'. Kutxabank, por su parte, estudia "diferentes iniciativas" además de sumarse a las del Gobierno central y vasco, indican fuentes del banco vizcaíno. En esa línea trabaja Ibercaja, pendiente de la concreción de las medidas anunciadas por el Gobierno y cuyos gestores "están contactando con los autónomos clientes para analizar su situación individual" y "pensar en soluciones" para quienes presenten problemas de pago, señalan desde el banco aragonés.

Se activan las líneas ICO

El Real Decreto ley del Gobierno, entre otros aspectos, recoge una ampliación de 10.000 millones del límite de endeudamiento para el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Así, las entidades podrán regar de liquidez a pymes y autónomos en este tiempo de reajuste.

Santander ha sido la primera entidad que activa la Línea ICO COVID-19, que asciende a 400 millones de euros, y que podrán utilizar las empresas y autónomos del sector del turismo, el transporte o la hostelería para reducir el impacto de la caída de la actividad por la pandemia. En este sentido, ya es posible solicitar un máximo de 500.000 euros a un plazo de entre 2 y 4 años, con un año obligatorio de carencia, y con un tipo fijo del 1,49 % y sin comisión de apertura. La garantía del ICO asciende al 50 % de la financiación.

También el BBVA ha anunciado la suscripción de esta misma línea en las mismas condiciones, al igual que Cajamar.

Normas
Entra en El País para participar