Covid-19

Las agencias de rating mantienen la nota a España pese a la crisis del coronavirus

S&P y Moodys sitúan el rating de la deuda española en A y Baa1 en cada caso

Nadia Calviño (en el medio), vicepresidenta de asuntos económicos de España.
Nadia Calviño (en el medio), vicepresidenta de asuntos económicos de España. Europa Press

Las agencias de rating mantienen la confianza en España. Standard & Poors y Moody's han decidido mantener la nota de España, pese a las tensiones económicas y presupuestarias que previsiblemente afronte el país por la expansión del coronavirus. La primera mantiene el rating en A (notable) y la segunda en Baa1 (aprobado más que raspado). Y además la perspectiva de ambas estable.

Todo apunta a que la crisis económica en la que derive la expansión del coronavirus obligará a España a incrementar sus niveles de deuda y a aumentar su nivel de déficit público. O al menos eso se desprende del intenso programa de estímulos económicos que ha puesto en marcha el Gobierno, con la deuda ligeramente por debajo del 100% del PIB.

S&P reconoce que la cuarentena por el virus ha interrumpido la actividad económica normal, lo que la ha llevado a revisar a la baja su proyección del PIB real para 2020 a un -1,8%, desde el anterior de un crecimiento del 1,5%. La buena noticia es que espera que la economía se recupere en un 3,1% en 2021. Es decir, que experimente la tan experada recuperación en V.

S&P espera que las medidas fiscales de emergencia propulsen el déficit presupuestario de 2020 pero que, no obstante, este se sitúe por debajo del 5% del PIB. "Nuestras proyecciones fiscales reflejan que el PIB crecerá un 0,5% adicional una vez se levante la cuarentena", añade en el informe. Las líneas de avales por 100.000 millones que el Gobierno concederá a la banca, previstas par el próximo mes, no aumentarán el endeudamiento neto del sector público requisitos, debido a que de momento es una mera garantía. Computarán si se utilizan.

La agencia estadounidense basa su nota, que no ha tocado, y su perspectiva estable (que quiere decir que no prevé tocarla) en que el Covid-19 no causará un daño permanente a la solidez de crédito de España.

"Esperamos que la consolidación fiscal se reanude en 2021, y que España siga registrando un crecimiento equilibrado a medio plazo, a pesar de un panorama político más fragmentado, y una desaceleración del impulso de las reformas estructurales. A largo plazo, los principales riesgos macroeconómicos para España siguen siendo la elevada deuda pública, el aumento de la dependencia de la edad y la persistente dualidad en el mercado laboral", resalta.

Moody's tampoco ha modificado la nota de solvencia de las emisiones de deuda a largo plazo de España, que se encuentra en 'Baa1' con perspectiva estable desde abril de 2018 y es el más bajo entre las distintas agencias de calificación.Volverá a revisar su opinión sobre la deuda española en septiembre.

La última actualización se realizó el pasado mes de noviembre, justo después de las últimas elecciones generales y ante un clima de incertidumbre política, pues se desconocía si PSOE y Unidas Podemos lograrían llegar a un acuerdo para formar Gobierno. SIn embargo, la agencia de calificación crediticia fue positiva en este sentido al considerar que los dos partidos principales llegarían a un punto común, como finalmente ocurrió.

Desde el Ministerio de Economía, destacan que la agencia resalta la buena trayectoria de crecimiento económico y de reducción de desequilibrios de los últimos años, aunque reconoce que el Covid va a tener un impacto en la economía española, pero resalta que el crecimiento acumulado entre 2020 y 2021 será prácticamente similar al que se registraría sin el impacto del Covid. En todo caso, como ha reiterado en las últimas semanas la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, todas las previsiones, sean cuales sean, han de ser tomadas con suma cautela.  Fitch revisará su nota a España, de A- (notable bajo) con perspectiva estable el próximo 12 de junio. 

Normas
Entra en El País para participar