Xiaomi patenta el diseño de un móvil con una única cámara plegable

Xiaomi patenta el diseño de un móvil con una única cámara plegable

Revoluciona el modo en el que la cámara frontal se convierte en trasera.

Uno de los elementos más molestos con los que se encuentran los diseñadores de teléfonos móviles es la cámara de los selfies, porque es la culpable de que los terminales con un frontal solo pantalla no sean del todo limpios. Así que se han buscado mil formas de camuflarla o, cuando menos, hacer que moleste lo menos posible.

Así que en ese afán de hacer completamente diáfano el frontal de las pantallas han ideado pequeños puntitos redondos, más anchos sin se trata de dos sensores, el famoso notch de Apple e incluso algunas soluciones mecánicas con módulos que entran y salen del propio cuerpo del terminal. Aunque Xiaomi podría haberse acercado y dar con la tecla para conseguir una solución definitiva... pero no ha sido así.

Una pantalla plegable como (casi) solución

La idea que ha tenido Xiaomi es realmente original, divertida, y curiosa, porque utiliza la tecnología de pantallas plegables para permitir que la cámara principal pueda convertirse en la de selfies, y viceversa. De momento este planteamiento está solo sobre el papel, ya que se trata de una patente que los chinos han presentado y que, de recibir luz verde, podría marcar un buen camino para otros fabricantes.

Patente de Xiaomi con móvil de cámara plegable.
Patente de Xiaomi con móvil de cámara plegable.

La idea, como podéis ver en uno de los gráficos presentados, es permitir que una pequeña porción de la parte superior de la pantalla sea capaz de doblarse por completo para que el sensor de la cámara que está haciendo labores de selfies se transforme en la principal. En los diagramas de cómo se vería el terminal con esa zona desplegada es evidente que cuando se aprovecha toda la superficie de pantalla, la zona posterior queda completamente limpia.

Os estaréis preguntando que el problema de los notch no se termina con esta pantalla de Xiaomi, y es cierto, sobre todo si usamos el móvil con toda la parte superior desplegada. Si optamos por recogerla, la sensación será de todo pantalla aunque habrá quien pueda pensar que estamos perdiendo una porción que hace que nuestro móvil sea mucho más grande.

De todos modos, parece que las compañías van cogiéndole el gusto a eso de las pantallas plegables, que podrían ofrecer muchas más alternativas de diseño que las que nos imaginamos ahora mismo como simples transformadores de móviles en tablets (Mi Mix Alpha y Galaxy Fold) o, como en el caso de los RAZR y Galaxy Z Flip, como ahorradores de espacio cuando loas llevamos en el bolsillo.

Normas
Entra en El País para participar