Tecnología

Las empresas hacen acopio de portátiles con urgencia para poder teletrabajar

Sus precios suben en torno a un 20% porque las compañías no están negociando tarifas por volumen. Prefieren pagar más, pero no perder las unidades

Una mujer trabajando con un portátil y una tableta.
Una mujer trabajando con un portátil y una tableta.

La preocupación por los efectos del coronavirus y el consejo de las autoridades sanitarias españolas de que todas aquellas empresas que puedan manden a sus empleados a trabajar a casa para contener el contagio ha disparado la venta de ordenadores portátiles en España. “Las compañías están haciendo acopio de equipos a toda velocidad. Esta crisis sanitaria nos ha pillado con el paso cambiado, porque aquí no hay cultura del teletrabajo y la mayoría de las empresas se han encontrado con que no tenían ordenadores suficientes para dar a sus trabajadores”, señala uno de los principales fabricante de PC en España.

Varios proveedores de ordenadores explican a CincoDías que la demanda de portátiles se ha disparado especialmente desde el pasado lunes y las compras se está haciendo de forma poco estructurada: “Nos llaman y nos piden 500, 300, 100… los que podáis servirnos”, relata uno de los principales fabricantes de PC en España.

Esta necesidad urgente está haciendo que el precio medio de los equipos esté subiendo aproximadamente un 20%, según comentan las fuentes citadas. “Y no porque los fabricantes estemos subiendo el coste de las máquinas, que no es así, sino porque las empresas no están negociando precio por volumen, una práctica habitual en el sector cuando hablamos de venta a empresas. En este momento, les preocupa más perder las unidades que pagar más”, coinciden.

Lenovo asegura que su stock de portátiles con Windows Pro, la versión de este sistema operativo especialmente preparado para empresas, está vendido prácticamente todo. “En este momento, no podemos cubrir únicamente con equipos de B2B las operaciones grandes, así que estamos empezando a vender máquinas de consumo actualizándolas a Windows 10 Pro, en coordinación con Microsoft”.

El gigante del software también apunta que hace días que están teniendo una mayor demanda de dispositivos de la gama Surface para empresas y de portátiles convertibles, “y especialmente con conectividad LTE, lo cual indica que es para teletrabajar.

Este efecto colateral del coronavirus no está ocurriendo solo en España. Este jueves, el Financial Times contaba el caso de un proveedor informático italiano que aseguraba haber vendido más este miércoles que en todo el mes anterior. “Si hubiera tenido 10 veces más equipos, podría haberlos vendido todos de inmediato”, señaló. Igualmente Mike Norris, director ejecutivo de Computacenter, el mayor revendedor de ordenadores de Reino Unido, aseguró al periódico británico que su compañía había empezado a recibir “pedidos importantes” en los últimos días de grandes empresas, incluidos los bancos. Y agregó que las grandes empresas se han vuelto menos exigentes con las marcas de ordenador en su afán por asegurarse el suministro.

Las pymes, muchas de las cuales no habían invertido antes en portátiles para sus trabajadores, también están comprando máquinas para responder al hecho de que cada vez un mayor número de personas tendrán que trabajar desde su casa. Y la mayoría de ellas y los autónomos acuden a proveedores como PcComponentes, Amazon, MediaMarkt o El Corte Inglés.

Desde PcComponentes explican que en lo que va de marzo han registrado un aumento de un 70% en la venta de portátiles, en comparación al mismo periodo del año anterior. Y el dato se mantiene al alza. “El mayor pico se ha producido en portátiles que tienen instalado el sistema operativo Windows Pro”. La compañía explica que, además, durante este mes también se ha producido un aumento significativo de la cesta media de compra en un 50%, pasando de 200 a 300 euros.

PcComponentes, que ha decidido ofrecer asistencia técnica remota gratuita a todos aquellos que necesiten teletrabajar en España, asegura que no ve riesgo en estos momentos de rotura de stock. “Estamos en contacto continuo con nuestros proveedores para ir tomando las medidas oportunas. Por el momento, no hemos notado un efecto en este sentido, ya que hacemos aprovisionamiento con 12-16 semanas de antelación, y somos optimistas. Esperamos que no tenga un impacto relevante en volumen de negocio”; apunta un portavoz.

Algo parecido señalan desde MediaMarkt. Este distribuidor asegura que, de momento, no han notado un incremento significativo en las ventas, "pero las previsiones es que sí aumentará la demanda. Por ello, hemos realizado un acopio de stock equivalente al consumo de cinco meses para poder atenderla". La compañía explica que también están tomando todas las medidas oportunas para no tener problemas ante la situación de emergencia actual. "Estamos en contacto permanente con nuestros proveedores para trabajar de forma planificada", dicen.

Normas
Entra en El País para participar