2,5 millones de empleados en España, en vilo por el cierre de bares y restaurantes en Italia

El 13% de los afiliados a la Seguridad Social trabajan en actividades ligadas al turismo

Un camarero trabaja en una terraza del centro de Valencia.
Un camarero trabaja en una terraza del centro de Valencia.

España se mira en el espejo de Italia en la crisis del coronavirus, tanto en el crecimiento del número de infectados como en las medidas de choque para tratar de frenar el contagio. El Ejecutivo presidido por Giuseppe Conte dio un paso mas allá la pasada madrugada al ordenar el cierre de cualquier actividad económica, excepto alimentación y farmacias, durante las dos próximas semanas. Un escenario que podría acontecer en España, tal y como se están desarrollando los hechos y que tendría un impacto directo en las actividades ligadas al turismo (hoteles, bares y restaurantes, transporte o agencias de viajes, entre otros).

Los datos de Turespaña, correspondientes al mes de abril de 2019, muestran como se alcanzó un máximo histórico en los afiliados a la Seguridad Social ligados al sector turístico, con 2,5 millones de trabajadores, el 13% del total de afiliados en España, de los que 2,07 millones eran asalariados y 487.809 eran autónomos. El colectivo más afectado por ese 'cerrojazo' sería el de bares y restaurantes, que emplea a 1,34 millones de personas, seguido de lejos por el epígrafe otras actividades turísticas (que engloba transporte, actividades o entretenimiento), que suma 747.000 empleos; los hoteles, con 341.000 empleos, y las agencias de viajes, con 66.000 trabajadores.

Por comunidades autónomas, la más afectada sería Andalucía, en la que están afiliados 293.625 trabajadores (un 16,8% del total), y Cataluña, con 291.476 empleados, un 16,7% del total en España. Las otras dos regiones que también sufrirían el hipotético impacto de esa medida temporal serían Madrid, con 236.535 empleados (un 13,5%), y la Comunidad Valenciana, con 186.551 trabajadores (un 10,7%). Entre las cuatro primeras no figuran ni Canarias, con 147.834 afiliados (un 8,5% del total), ni Baleares, con 123.927 empleados (un 7,1% del total), aunque su fuerte dependencia del sector turístico provocaría que el impacto económico fuera mucho mayor. Solo en Canarias representa el 88,5% del empleo.

El Consejo de Ministros extraordinario que se celebra esta mañana estudiará un paquete de medidas para los afectados por la crisis en el sector turístico. La Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) estimó ayer que la ocupación media en marzo no superó el 15%, frente al 70% del mismo mes de 2019 y reclamó ayudas urgentes al Ejecutivo. De hecho, la cadena hotelera Room Mate ha sido la primera que cerró tres de sus seis hoteles por la crisis del coronavirus, pese a que, tal y como contaba Kike Sarasola, la ocupación media se situaba en torno al 70%.

Otro dato que revela la parálisis económica de la capital fue la menor afluencia a locales de restauración. Los datos de la plataforma de fidelización para bares y restaurantes Cheerfy revelan que la actividad se redujó un 40% el miércoles en comparación con los cuatro anteriores miércoles. Conscientes de ese descenso, Cheerfy, que tiene entre sus clientes se encuentran cadenas como Grosso Napoletano o el operador global Autogrill, ha optado por lanzar el registro en remoto de los clientes de los restaurantes afiliados a su plataforma de fidelización con el objetivo de reforzar los pedidos a domicilio de los restaurantes. “Queremos ayudar a nuestros clientes y buscar soluciones al descenso de la actividad en los locales de hostelería. Con este paso, los clientes de los restaurantes podrán disfrutar de los beneficios de los planes de fidelización de sus locales favoritos sin desplazarse hasta ellos”, dicen desde la compañía.

Normas
Entra en El País para participar