Comercio electrónico

Casi 350 pymes españolas superan el millón de dólares en ventas en Amazon

La compañía suma 8.000 empresas en España vendiendo en sus tiendas

Muchas pymes tratan de evitar una alta dependencia de la plataforma

Vista general del centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares, en Madrid.
Vista general del centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares, en Madrid.

El negocio de Amazon en España sigue creciendo, y también el de las pymes que venden a través del gigante de internet. Según datos facilitados por la multinacional, en 2019 casi 350 pymes españolas superaron el millón de dólares (900.000 euros) en ventas en Amazon y 1.000 sobrepasaron los 500.000 dólares, un 30% más que en 2018. También, por primera vez, más de 6.000 pymes españolas superaron los 100.000 dólares de ventas en la plataforma el mismo año.

Amazon, que es un vendedor en línea pero también un marketplace para otras empresas, suma ya más de 8.000 pymes españolas vendiendo en su tienda, y más del 75% exportan a través de ella sus productos, sobre todo a Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. En 2018, último dato disponible, las pymes con sede en España lograron un récord de exportaciones de más de 400 millones de euros, un 50% más que el año anterior.

Ryan Frank, responsable de Amazon Marketplace en España, explica que más de la mitad de los artículos que se venden en las tiendas de Amazon son de pymes. En muchos sentidos, nuestra tienda es una gran colección de pequeñas empresas, y nuestro éxito está profundamente ligado a su éxito”, dice. Aunque la CE anunció en julio que abría una investigación a Amazon por supuestas prácticas contra la competencia, al sospechar que la compañía podía estar aprovechando datos de los minoristas presentes en su plataforma en beneficio propio, en 2019 solo en España se formaron con cursos online más de 3.000 pymes para vender en Amazon.

También la empresa de Jeff Bezos invirtió 15.000 millones de dólares el pasado año en herramientas y servicios para ayudar a los vendedores externos. Ente ellos, Transparency, un servicio de serialización de productos que ayuda a asegurar que los clientes reciban productos auténticos o Amazon Vine, un programa que permite a las empresas obtener reseñas de un grupo seleccionado de los clientes más expertos sobre artículos nuevos y prelanzamientos.

Los vendedores buscan vías para sortear la competencia directa de las marcas propias de Amazon

Algunas empresas contactadas por CincoDías hablan de las ventajas de vender en Amazon, pero también de cómo buscan vías para repartir riesgos y no depender en exceso de la plataforma estadounidense. Due Home fue una de las primeras compañías en vender muebles a través de Amazon España. “Entramos en esta plataforma cuando aún no tenían ni creada la categoría de hogar. Y, aunque es cierto que mucha gente se queja de que Amazon cobra altas comisiones, yo siempre digo que prefiero que me cobren un 15% de comisión y vender mucho a que me cobren la mitad y apenas vender. Amazon nos da una enorme visibilidad”, dice Xavi Martínez, su CEO.

Due Home factura unos 16 millones de euros. “El peso de Amazon es muy alto”, admite Martínez, sin revelar el dato exacto. Según señala, el coste más elevado de estar en Amazon es la comisión y la publicidad dentro de la plataforma, “porque no hay que olvidar que cada vez hay más competidores dentro de Amazon y tienes que publicitar tus productos”.

Ventas en doble dirección

Esta pyme asegura que debe a Amazon sus fuertes ventas en Italia, Alemania, Reino Unido y Francia, “y pronto entraremos de su mano en Holanda”."Ellos nos liberan de muchos problemas al encargarse a veces del trato con el cliente final en esos países". Pero Martínez admite también que buscan vías para no depender demasiado de Amazon (como estar en otras plataformas como PcComponentes, ManoMano, Privalia y eBay, aunque no les reporte el mismo negocio) y para evitar que la propia Amazon se convierta en su competidor directo con marcas propias. “Esa era una preocupación que teníamos hace tiempo, pero lo hemos resuelto vendiéndole nuestros productos a la propia Amazon. Muchas personas ven a esta empresa como una sola, pero en realidad son varias. Por eso, vendemos en Amazon, pero también vendemos a Amazon. Le fabricamos muebles que después venden ellos con otra marca”.

Mercado Actual, una empresa especializada en productos tecnológicos, cuenta con unas 25.000 referencias en Amazon. Factura unos 32 millones de euros al año, más de 9 millones a través de la plataforma estadounidense, pero "no dejamos nunca que Amazon supere el 30% de nuestra facturación total", dice Rafael Torres, su CEO. El ejecutivo sostiene que "a Amazon le debemos que el público masivamente confíe en las compras por internet, por su política de calidad y de devoluciones”, pero advierte de lo importante que es para cualquier vendedor en Amazon ir interpretando en qué producto se es verdaderamente competitivo y analizar continuamente qué márgenes se debe aplicar en cada categoría por los costes posteriores asociados, como los derivados de las devoluciones.

“Para nosotros la clave de poder rentabilizar el negocio está en una gestión tecnológica muy eficiente de toda la información que cruzamos con Amazon, y eso lo hacemos con un ERP, basado en Dynamics, reprogramado por nosotros, que nos permite tener una visión muy exacta de qué está pasando en nuestra relación con Amazon; no solo en España sino en el resto de países donde vendemos a través de su plataforma. Por eso no vendemos las mismas categorías de productos en todos los países, buscando esa rentabilidad".

Amazon asegura que invirtió 15.000 millones de dólares en 2019 en herramientas y servicios para ayudar a los vendedores externos

Torres sabe que Amazon compite con ellos en algunos productos, pero dice que la filosofía de su empresa es aceptar la competencia. "No puedo pretender sobrevivir en el mercado porque Amazon no compita conmigo". El directivo explica que Mercado Actual tienen su propio mecanismo de defensa: “La rapidez en la toma de decisiones. Nosotros podemos decidir comprar un stock en minutos (acabamos de hacerlo por el coronavirus); ellos trabajan mucho con algoritmos y el proceso no es tan rápido y le falta el toque humano. También es clave encontrar aquellos productos en los cuales podamos ser más fuertes que Amazon”.

Ofituria, es otra empresa de suministros para la oficina, que asegura haber crecido un 80% cada año desde 2018 cuando empezaron a vender en Amazon. Antes de estar en la plataforma solo vendían en España, pero ahora están en otros seis países (Francia, Italia, Reino Unido, Alemania, República Checa y Polonia). Este año planean entrar en América del Norte. “En 2019 facturamos unos 4,5 millones, el 95% a través de Amazon”, señala su CEO Enrique Medel.

La compañía valenciana, que nació en 2010 y solo vende online, estuvo un tiempo vendiendo también en eBay y Carrefour, pero ahora no. "Amazon tira mucho, así que nos hemos centrado en ellos, pero es algo coyuntural. No hay ninguna exclusividad", añade el directivo.

Normas
Entra en El País para participar