El Ibex pierde los 10.000 puntos lastrado por sus grandes valores

El oro alcanza máximos de siete años

Ibex 35
EFE

Los inversores han optado hoy por hacer un alto y recoger beneficios. En España, la presentación de las cuentas de Telefónica y Repsol han marcado la jornada mientras que a nivel internacional de nuevo la mayor preocupación ha sido la evolución del coronavirus. El número de nuevos casos sigue descendiendo en China, pero la incertidumbre va en aumento y así lo atestiguan los máximos de siete años que hoy ha marcado el precio del oro. Los inversores continúan nerviosos y temen la falta de transparencia de las autoridades sanitarias chinas ante los sucesivos cambios en la metodología de contabilización de infectados.

IBEX 35 6.581,60 0,11%
Petroleo Brent 34,690 15,865%
EUR x USD 1,0803 -0,488%

Wall Street ha ido empeorando su evolución desde su apertura y con ello ha arrastrado al mercado mundial. Las tres principales Bolsas de EE UU perdían al cierre de los mercados europeos cerca de un 1% ante el miedo al impacto del coronavirus en las cuentas de las grandes tecnológicas. Hon Hai Precision Industry, matriz de Foxconn Technology Group, la compañía taiwanesa responsable del ensamblaje de la mayor parte de los iPhone que se venden en todo el mundo, ha advertido de que la epidemia de coronavirus tendrá "efectos negativos" en sus resultados, sumándose así a la alerta lanzada esta semana por Apple. 

De vuelta a España, los peores resultados de lo esperado de Telefónica han provocado que sus acciones hayan caído un 3,82%. El Ibex 35 se ha dejado un 1,51% y ha terminado como la peor Bolsa del Viejo Continente, perdiendo los 10.000 puntos al acabar en 9.931 enteros.

Telefónica ha llegado a retroceder hasta un 6,24% en su peor momento de la jornada tras anunciar un beneficio en 2019 de 1.142 millones, un 65,7% menos, debido a extraordinarios. Las cifras del cuarto trimestre han estado por debajo de lo previsto por Bloomberg y la Bolsa lo ha penalizado en consecuencia. Al mercado no le han gustado los ajustes realizados en México y Argentina. 

Repsol, la otra gran empresa del Ibex que hoy ha rendido cuentas, ha registrado pérdidas por 3.800 millones de euros tras provisionar 4.800 millones en activos de upstream en Estados Unidos y Canadá y otros 837 millones por el pleito con Sinopec. Las cifras netas de saneamientos han estado algo por debajo de lo esperado. La acción ha finalizado perdiendo un 0,45%.

Las caídas en el Ibex se han acentuado especialmente hacia el final de la sesión, coincidiendo con el negativo desempeño de Wall Street. Los grandes valores como Inditex (-1,56%), Iberdrola (-1,65%) o el Banco Santander (-1,74%) han arrastrado hacia abajo al selectivo y, con ello, contribuido a la pérdida de los 10.000 puntos. En el polo opuesto, solo Cie Automotive (+1,36) y ACS (+3,43%) han logrado acabar en positivo.

China ha vuelto a cambiar el criterio de contabilización de nuevos casos, que han disminuido drásticamente este miércoles a 394 (antes se consideraba nuevo casos los positivos en kits diagnósticos o escáneres, ahora solo los que dan positivo en las pruebas clínicas). Supone una fuerte caída desde los cerca de 1.800 de la víspera.  Pero la desconfianza hace mella en los mercados.

El oro, valor refugio por excelencia, marca hoy máximos de siete años al escalar su precio hasta los 1.621 dólares por onza. Desde que el mercado empezó a descontar los posibles efectos económicos del coronavirus, se ha revalorizado cerca de un 3,7%. En lo que va de año avanza alrededor de un 6,9%.

Respecto a la deuda, el Tesoro Público ha captado 4.552,61 millones de euros en deuda a largo plazo, dentro del rango previsto (entre 4.000 y 5.000 millones) en la que supone la última emisión del mes de febrero. El organismo ha adjudicado finalmente esta cantidad en bonos y obligaciones a 5 y 10 años frente a los 8.132,61 millones solicitados por los inversores. En concreto, ha captado 3.165 millones de euros en bonos a cinco años con un interés marginal del -0,205% y 1.387,61 millones en obligaciones a 10 años a un tipo marginal del 0,241%, por debajo del 0,354% de la subasta del pasado 6 de febrero.

El euro por su parte cae un 0,14% contra el dólar y permanece en mínimos de abril de 2017 al cambiarse a 1,079 dólares. En el ámbito macro, este jueves se ha conocido el dato de confianza de los consumidores alemanes, que se mantuvo estable en febrero, aunque el auge del brote de coronavirus surgido en China contribuyó a incrementar la incertidumbre, según el índice GfK, que para el segundo mes del año se situó en 9,9 puntos, dos décimas más que en enero.

Además, se han conocido las actas de la última reunión del Banco Central Europeo (BCE), que apuntan a que la autoridad monetaria se mostraba moderadamente optimista sobre las perspectivas económicas de la zona euro en su cita de enero, antes del brote de coronavirus.

Normas
Entra en El País para participar