Face ID Masks

Fabrican una mascarilla que permite desbloquear el móvil, ¿también con Face ID?

Así no tendremos que quitárnosla para desbloquear el móvil.

Hace ya algunos años que tenemos teléfonos móviles y, cada nueva innovación, ha ido acompañada de una buena cantidad de gadgets que nos permitían realizar una tarea que, de otra forma, sería imposible. Recordad los guantes que se pusieron de moda (todavía hoy) hace algunos años que nos permitían tocar la pantalla del smartphone sin necesidad de quitárnoslos.

Gracias a esas empresas que buscan su hueco en el mercado, nos llega ahora una de esas ideas alocadas que muchos pensarán que es una broma, ya que se trata de una mascarilla que no tendremos que quitarnos cuando queramos desbloquear el móvil. Y con la alerta sanitaria que estamos viviendo en el mundo a cuenta del Covid-19, se trata de una alternativa a tener en cuenta.

Una idea original, pero con límites

Estas Face ID Masks son el trabajo que una artista llamada Danielle Baskin ha realizado con la idea de poder protegerse de la polución, y también del coronavirus, cuando anda por la calle, y que nos permitirá llevarlas puestas y no tener que quitárnoslas en el instante de usar el móvil. Un complemento más que original que, desgraciadamente, cuenta con algunas limitaciones.

La primera, y que puede llevar a engaño, es que aunque en el nombre pueda leerse el nombre de Face ID no funciona con los dispositivos que cuentan con ese sensor 3D de Apple: iPhone X, XS, XR, 11 y 11 Pro (amén de los iPad Pro de 2018). Es más, ninguno de los otros smartphones que hay en el mercado dentro del ecosistema Android, y que utilizan también tecnologías de reconocimiento facial tridimensionales, os van a servir: ni el Google Pixel 4, ni el Huawei Mate 30 Pro, ni ninguno.

Face ID Masks.
Face ID Masks.

Esto es así porque esta mascarilla utiliza como base el modelo quirúrgico N95 que no resalta ninguno de los rasgos impresos, por lo que al ser una superficie completamente plana (2D podríamos decir), los sensores no nos permitirán el acceso al terminal. Aun así, si vuestro terminal no dispone de estas tecnologías de Apple, Google o Huawei, siempre os podrá servir sin problemas y, de paso, cuando vayáis por la calle seréis el centro de todas las miradas.

Aun así, su responsable habla de que para que funcione con Face ID el usuario tendría que registrar un aspecto alternativo, algo que es posible en iPhone y que nos permitiría utilizar esta mascarilla sin problemas, al mismo tiempo que nuestra propia cara. Si estáis interesados, pronto las pondrán a la venta a un precio aproximado de unos 40 dólares (unos 37 euros).

Normas
Entra en El País para participar