Santander pronostica un año de nubarrones para el sector promotor

Su área de banca de inversión prevé un endurecimiento en el crédito promotor

Apunta a que no es razonable asumir el ritmo de entregas de 4.000 casas de Metrovacesa

Obras de construcción de vivienda en Madrid.
Obras de construcción de vivienda en Madrid.

Santander pronostica un entorno “nublado” para los promotores españoles en 2020. Así lo refleja en un informe resumen de la edición número 26 de su Iberian Conference destinada al sector inmobiliario y celebrada en Madrid el pasado 5 de febrero. “A pesar de un incremento en las entregas, que aportará flujo de caja, los elevados riesgos de ejecución de los planes de negocio y las dudas sobre las futuras compras de suelo continúan socavando las valoraciones”, se destaca en este análisis sobre las cotizadas del sector.

Entre los aspectos más relevantes del informe, elaborado por Santander Corporate & Investment Banking al que ha tenido acceso CincoDías, se destaca que los objetivos de entregas de más de 3.000 unidades parecen optimistas, recuerda los concursos de acreedores entre las constructoras que edifican las viviendas y que pueden afectar a entregas, además de señalar que la banca puede incrementar los costes del crédito promotor tras el cambio de la ley hipotecaria y la reducción del número de clientes que subrogan su hipoteca al crédito promotor.

Adicionalmente señala que las empresas van a necesitar seguir comprando suelo según incrementan el ritmo de entregas y cifra en 300 millones lo que desembolsarán Aedas, Neinor y Quabit en adquisiciones de parcelas. Por último, incide en que el apalancamiento se irá moderando gracias a las entregas y también en el caso de las compras de terrenos por la moderación en la subida de precios. Todas estas compañías actualmente sufren un castigo en Bolsa cotizando por debajo del valor neto de sus activos (descontando deuda) o NAV.

De Metrovacesa, compañía cotizada por el propio Santander y BBVA, el informe revela que la promotora no va a ser capaz de alcanzar el objetivo de entrega de 700 viviendas en 2019, aunque la compañía no ha desvelado el tamaño de la disminución. “La compañía retrasará sus lanzamientos ya que, en el entorno actual del mercado, no es razonable asumir una tasa de ejecución de 4.000 unidades de viviendas”, avanza, una velocidad de crucero que debería llegar en 2021. Sobre la promotora encabezada por Jorge Pérez de Leza como consejero delegado, Santander Corporate & Investment Banking destaca también que ha comenzado a valorar el vender suelo no finalista.

En el caso de Aedas Homes, en el informe se subraya que la promotora no ha alcanzado el objetivo de entregas de 2019, de 1.055 unidades, y se quedará cerca de 200 viviendas por debajo, debido a los retrasos por la nueva ley hipotecaria y en las licencias de primera ocupación. En cualquier caso, la compañía sumará esa cifra a la de 2020. A su vez, estima en 135 millones lo que la empresa destinará a compras de suelo finalista.

Sobre Neinor, Santander refleja que los inversores “se siente cómodos” con el nuevo plan de negocio aprobado por la promotora vasca en el que calcula que entregará 1.700 casas en 2020. Además, apunta a que destinará 110 millones en adquisiciones de terrenos. El banco adicionalmente dice que espera detalles en la presentación de resultados anuales del ejercicio pasado, fijada para el 27 de febrero, sobre los planes no confirmados sobre la posibilidad de entrar en el mercado de alquiler con su propia cartera. “Neinor prefiere desarrollar su propio portfolio”, se subraya, y cambiar ligeramente la idea de negocio que trasladó a los inversores anteriormente.

Respecto a Quabit, el banco revela que su estimación de entregas de viviendas para 2021 es de 1.680 unidades, frente al objetivo de 2.400 de la compañía, que revisó a la baja su plan de negocio el pasado mayo.

El documento también hace referencia a la situación de las socimis y su negocio patrimonial. A diferencia de las promotoras, reitera una “perspectiva cautelosamente optimista para 2020” en un marco de tipos de interés estables y fuertes entradas de capital. Refleja que en el actual ciclo las compañías están apostando por una estrategia defensiva y de inversión en mejoras de la cartera, aunque cree que hay un riesgo en que los costes de los planes de capex deban ser revisados al alza.

Precisamente, de Merlin destaca que la inmobiliaria podría lanzar más planes de inversión en reforma y promoción en logística y oficinas.

Respecto a Colonial valora positivamente el “refugio seguro” de París de su filial SFL, cuyos resultados han impulsado aún más a la catalana como la primera socimi en capitalización.

De Lar España adelanta que la inmobiliaria especializada en retail podría anunciar la construcción de un nuevo centro comercial en Córdoba en este primer semestre.

Normas
Entra en El País para participar