Regulación

Las cotizadas diferencian la información que influye en su acción desde este sábado

Deberán enviarla a la CNMV con el sello de "información privilegiada"

Sebastián Albella, presidente de la CNMV.
Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

El sábado 8 de febrero se producirá el cambio. Las empresas cotizadas dejarán de mandar "hechos relevantes" a la CNMV. Ahora se dividirán en dos tipos: "información privilegiada", la que previsiblemente tiene un efecto en el precio de la acción, y "otra información relevante".

Cuando se publique “información privilegiada” se hará constar expresamente tal condición, se creará un archivo específico para ella, se almacenará cinco años y se separará de las otras comunicaciones. Esta debe comunicarse tan pronto como sea posible, sin mezclar información con marketing, de forma completa, clara, no discriminatoria y gratuita. Las empresas cotizadas tendrán que rotular cuando informen al mercado de datos de carácter concreto que, de hacerse públicos, podrían influir de manera apreciable sobre su cotización

Esperar al cierre del mercado español o del estadounidense en caso de que la empresa cotice en Wall Street no es, por regla general, un excusa aceptable para la CNMV para no publicarla al momento.

Las otras informaciones relevantes serán aquellas de carácter financiero o corporativo que no tendrían efecto directo en la acción. Dentro de esta clasificación genérica habrá, a su vez, dos subclases. Primera, la otra información relevante que debe hacerse pública por disposición legal o reglamentaria (léase, regulada), como la información financiera periódica o anual. Y, segunda, cualquier información que por su interés se considere difundir entre los inversores. Es decir, no regulada. Esta se define porque no tiene capacidad de afectar al precio, solo se tiene la obligación de publicar si se considera de interés para el mercado y no existe prohibición de operar pese a que se conozca.

Normas
Entra en El País para participar