La gran banca eleva el ‘pay out’ ante la caída del beneficio en 2019

Los cinco principales bancos reparten 7.030 millones en dividendos

Pay out Pulsar para ampliar el gráfico

BBVA, Santander, Bankia, Sabadell y CaixaBank repartirán 7.030 millones de euros en dividendos con cargo a los resultados de 2019, prácticamente al mismo nivel que el año anterior, a pesar de que el beneficio en conjunto ha caído 3.185 millones (un 19,6%). Esto provoca que el ‘pay out’, el porcentaje de ganancias que las entidades destinan a remunerar al accionista, se eleve hasta el 53,9%, muy por encima del 43,17% del año anterior (10,74 puntos porcentuales), según las cifras elaboradas a partir de cálculos propios (número de acciones por el importe del dividendo por acción, entre el beneficio).

El efecto que se ha producido es que Bankia, BBVA y Santander han mantenido el dividendo por acción que repartieron el año pasado pero al haber obtenido un beneficio menor, el ‘pay out’ aumenta.

En concreto, Bankia ganó 541 millones en 2019, un 23% menos, pero mantiene una remuneración al accionista de 0,11576 euros por título, por lo que el ‘pay out’ se ve favorecido en 14,9 puntos porcentuales: pasa del 50,8% de 2018 al 65,7% de este año. El mayor beneficiado en este sentido es el Estado, ya que a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) controla el 61,8% del capital.

Por su parte, BBVA ganó el 35% menos (3.512 millones) e igualmente mantiene el dividendo de 0,26 euros por acción por lo que el porcentaje de beneficios destinados a remunerar al accionista sube 17,3 puntos porcentuales, del 32,1% de 2018 al 49,4% en 2019.

Del mismo modo, Santander mantiene su dividendo de 0,23 euros por título: a los 0,10 euros en metálico ya abonados se sumará otro pago de 0,13 euros de los cuales 0,10 serán en metálico y 0,03 en formato elección (en acciones o en metálico). El beneficio en 2019 de la entidad presidida por Ana Botín cayó un 16,6%, por lo que al mantener la misma remuneración, el ‘pay out’ sube en 10,8 puntos porcentuales (del 47,8% de 2018 al 58,7% de 2019).

Las dos excepciones han sido los bancos catalanes: Sabadell y CaixaBank. La entidad presidida por Josep Oliu ha sido la única de las cinco que ha elevado el beneficio (ganó el 134% más) y también aumenta el dividendo por acción (pasa de los 0,0295 euros por título con cargo a 2018 a los 0,04 euros por acción de 2019). Por ello, el ‘pay out’ ha caído (del 49,8% al 29%). El dividendo de Sabadell se reparte en dos pagos, uno ya efectuado de 0,02 euros en acciones de autocartera y otro complementario de 0,02 euros, que en este caso se realizará en efectivo.

Por su parte, en CaixaBank ha ocurrido el efecto contrario: recorta un 14,1% el beneficio de 2019 y el dividendo por acción pasa de los 0,17 euros con cargo a 2018 a los 0,15 euros por título de 2019. No obstante, al haber ganado menos, el ‘pay out’ de la entidad presidida por Jordi Gual se eleva hasta el 52,6%. Los citados 0,15 euros por acción se abonarán en un único pago en metálico.

Por otro lado, más allá de los grandes bancos cotizados, Unicaja anunció que propondrá repartir entre sus accionistas 77 de los 172 millones de beneficio en 2019, lo que supone un ‘pay out’ del 44,8% (el mayor de su historia) con un incremento del dividendo por acción del 25%.

De esta forma, en un entorno complicado para el negocio bancario, debido a los bajos tipos de interés que se mantienen en negativo, las entidades han optado por hacer un guiño al accionista.

Precisamente, sobre las políticas de remuneración, el Banco Central Europeo pidió a principios de enero, al emitir sus directrices, que fueran prudentes con estos pagos. Las entidades de crédito deben establecer las políticas de dividendos sobre la base de presunciones prudentes y conservadoras de manera que, después de repartir dividendos, cumplan los requisitos de capital aplicables y lo establecido conforme al proceso de revisión y evaluación supervisora (PRES).

Normas
Entra en El País para participar