Resultados

Unicaja no está negociando una fusión, pero le abre la puerta

Sube el dividendo un 25% tras ganar un 12,9% más

Pablo González Marín, Director Financiero y Ángel Rodriguez CEO de Unicaja durante la presentación de resultados del grupo.
Pablo González Marín, Director Financiero y Ángel Rodriguez CEO de Unicaja durante la presentación de resultados del grupo.

El Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 172 millones de euros al cierre del ejercicio 2019, lo que supone un aumento del 12,9% respecto al ejercicio 2018, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).Eso ha permitido a la entidad anunciar un aumento del 25% en el dividendo por acción.

El director financiero, Pablo González, ha reiterado la disposición de la entidad a analizar posibles operaciones corporativas que generen valor para los accionistas, aunque ha asegurado que actualmente no mantiene contacto con ningún otro banco en este sentido. "No nos vemos presionados para analizar ninguna operación corporativa. Dicho esto, estamos siempre abiertos a analizar cualquier operación que aporte valor para nuestros accionistas", ha señalado.

Así lo ha indicado durante la presentación de resultados, en la que ha sido preguntado por si la decisión de la Fundación Bancaria Unicaja de constituir un fondo de reserva de más de 150 millones para mantener una posición de control en el banco implica un cambio de estrategia en este sentido. González ha apuntado que desde el banco se ha percibido  como "algo positivo" que proporciona "cierta estabilidad" a la acción de la entidad.

Mejora del margen

La mejora de los resultados está fundamentada en un aumento del margen bruto, en la mejora de la aportación del negocio inmobiliario y en una disminución de los gastos de explotación, así como en unas reducidas necesidades de saneamientos de activos no productivos, según Unicaja Banco. El margen de explotación antes de saneamientos sube en el año un 5,8%, hasta los 402 millones de euros, apoyado en el aumento de los ingresos ligados a productos y servicios, que crecen un 5,5%, en la bajada de un 2,0% de los gastos de explotación, y en la mejora de los resultados inmobiliarios

El saldo de crédito no dudoso crece en el año un 0,7%, mientras que las nuevas operaciones de crédito aumentan un 28% en el mismo período. Los recursos de clientes fuera de balance se incrementan en el año un 2,2% y los recursos a la vista un 7,1%.

La entidad continúa reduciendo sus activos no productivos, que disminuyen en 1.117 millones de euros, un 31,1%, en los últimos 12 meses. El nivel de cobertura se sitúa en un 57,9%, mejorando en el ejercicio 0,6 p.p., y situándose entre los más elevados del sector

77 millones de dividendo

En términos de solvencia, a finales de diciembre de 2019, el Grupo Unicaja Banco ha mejorado su situación de solvencia, presentando una ratio de capital ordinario de primer nivel (CET1) del 14,0%, y de capital totaldel 15,5%, en términos fully loaded, es decir, con la aplicación plena de todos los requisitos regulatorios pendientes de entrar en vigor, entre las más elevadas del sector.

El Grupo cuenta, por tanto, con un superávit de 487 puntos básicos sobre los requerimientos de capital total, equivalente a 1.121 millones.

"La calidad de balance y los niveles de solvencia, que mejoran en el año, han permitido considerar someter a aprobación, en la próxima Junta General Ordinaria de Accionistas, por parte del Consejo de Administración, una propuesta de distribución de un dividendo en efectivo del 45% del resultado neto del Grupo (pay-out)", explica la entidad.

Esto supondrá distribuir al conjunto de los accionistas un importe total del dividendo en efectivo de 77 millones de euros, frente a los 61 millones repartidos con cargo al resultado del ejercicio 2018, lo que representa un incremento del dividendo por acción del 25% y una rentabilidad por dividendo del 5,6%.

La entidad ha aprobado la puesta en marcha de un nuevo plan estratégico a tres años, cuyos ejes son la diversificación del modelo de negocio, la mejora de la eficiencia, la gestión prudente y ágil de riesgos, la potenciación del dato y de la analítica, y la adopción de nuevas formas de trabajo y evolución cultural, todo ello con la transformación como eje transversal, y con la atención puesta en el cliente

El nuevo plan estratégico de Unicaja Banco contempla desde 2020 a 2022 una gradual mejora de los ingresos y de la eficiencia, con una continuación de la tendencia de disminución de los activos no productivos, manteniendo una holgada posición de solvencia. Todos estos componentes van a contribuir a lograr una mejora de la rentabilidad estructural que permite a la entidad fijar un objetivo de crecimiento anual del beneficio del 10% durante los próximos tres años y el del pay-out por encima del 50%.

Normas
Entra en El País para participar