Telefónica emprenderá el traslado de plantilla a las nuevas filiales Tech e Infra

La compañía negociará los cambios con los sindicatos

Los empleados llegarán de otras divisiones de la operadora

Telefonica plantilla
Sede de Telefonica en Las tablas (Madrid)

Telefónica continúa con el proceso de configuración de las nuevas divisiones Tech, encargada de los negocios de ciberseguridad, big data e internet de las cosas, e Infra, que agrupará las infraestructuras. La teleco va a impulsar el traslado de plantilla a estas nuevas áreas desde otras divisiones. Un proceso habitualmente complejo dado que supone el cambio de empleados de unas sociedades a otras.

Según fuentes del sector, buena parte de los empleados llegarán desde filiales como la antigua Telefónica Digital, TIWS, I+D y TIS. En algunos casos, los trabajadores pasarán directamente desde su actual sociedad a través de su integración en las nuevas unidades, como por ejemplo, con el paso de áreas en su totalidad como ciberseguridad.

Una segunda vía es el traspaso de empleados desde las divisiones españolas, englobadas bajo el convenio de empresas vinculadas (CEV), donde ya hay condiciones pactadas.

Una tercera vía de incorporación de trabajadores a las nuevas divisiones será la contratación de manera externa, directamente con condiciones acordadas individualmente. La operadora ha mantenido una estrategia para incorporar especialistas en actividades nuevas como big data. Además, en el plan de bajas para la corporación, cerrado hace pocos días, Telefónica frenó la salida de trabajadores en las áreas vinculadas al ámbito digital.

Negociación

Desde la compañía se indica que se tiene la mejor disposición para gestionar este tipo de negociación que implica el traslado de recursos humanos de una filial a otra.

A su vez, los sindicatos se han posicionado ante el inicio de las negociaciones, que tendrá lugar próximamente. UGT ha recordado la validez absoluta de las garantías establecidas en el citado convenio colectivo, en cuanto a garantía de empleo, de no movilidad geográfica forzosa y que cualquier reestructuración de actividades que incidan directamente en el volumen de empleo no impliquen la adscripción con carácter forzoso. El sindicato considera necesario un acuerdo laboral que reconozca la reversibilidad y derecho de retorno a Telefónica España de los trabajadores que puedan pasar a las nuevas divisiones, junto con el mantenimiento de los derechos consolidados. De igual forma, advierte contra cualquier “descapitalización” de Telefónica España con el traspaso de las líneas de ingresos más pujantes a las nuevas filiales.

CCOO, por su parte, advirtió hace pocos días de que una vez que la empresa presente su plan de desarrollo, estará en primera línea de las mesas negociadoras para defender los intereses de los trabajadores.

De todas formas, los posibles cambios han encontrado algunas resistencias, especialmente de sindicatos minoritarios.

En cualquier caso, el proceso está todavía en las primeras fases. La teleco tiene que llevar a cabo el movimiento societario en la configuración de Infra y Tech, y decidir qué activos se integran.

Paz social en la compañía

Desde el pasado verano, Telefónica ha mantenido una intensa actividad negociadora con los representantes de los trabajadores en las filiales españolas. De fondo, la compañía parece haberse fijado el objetivo de mantener la paz social.

El principal acuerdo fue el vinculado al nuevo convenio colectivo para las sociedades de Telefónica España, que incluyó un plan de bajas voluntarias que supuso la salida de más de 2.600 personas.

Además, la operadora y los sindicatos llegaron a un acuerdo la pasada semana para el convenio de Telyco, la filial de tiendas, que establece subidas anuales de salario del 1,5% en cada uno de los tres años de vigencia. De igual forma, la compañía alcanzó recientemente un acuerdo con los sindicatos para desbloquear el convenio colectivo de Movistar+.

Normas
Entra en El País para participar