Meliá, una oportunidad para levantar el vuelo

El plan de recompra de acciones impulsa el valor el 15% desde octubre. Los analistas confían en la recuperación en Bolsa gracias a la reactivación del mercado americano y a la decidida apuesta por Asia en el medio plazo

Meliá a examen Pulsar para ampliar el gráfico

Meliá anunció en octubre un programa de recompra de acciones con el que adquirirá hasta 8,5 millones de títulos por un máximo de 60 millones de euros. El anuncio llegó en un momento crítico para la cotización, que se encontraba en sus niveles más bajos desde el año 2014. Aunque para los expertos consultados los títulos continúan infravalorados, el impulso de ese programa ha permitido a la compañía levantar el vuelo y el valor remonta el 15% desde entonces. La recompra de acciones también actuó como dique de contención de los últimos resultados publicados, marcados por la mala marcha del mercado americano en los últimos meses. Sin embargo, los analistas confían en que lo peor haya quedado atrás.

La cadena hotelera ha dado la bienvenida al nuevo año con una escalada bursátil del 3,4% en apenas tres semanas. Y pese a que las aguas están más tranquilas en el flanco del turismo británico, Bosco Ojeda, analista de UBS, apunta a otro foco de inquietud para la empresa: el sector turístico de Turquía. “Eso le pone un techo a Meliá en precio que limita mucho”. En esa línea se pronuncia Iván San Félix, analista de Renta 4: “La lira turca se ha depreciado y el país tiene una alta capacidad hotelera”. Otros expertos añaden entre los contendientes a un renacido Egipto.

El experto de UBS advierte de que el sector ha llegado a un pico en España, con alta ocupación hotelera y precios muy elevados. Gonzalo Lardiés, gestor de renta variable de A&G Banca Privada, relaciona el techo de las tarifas con la recuperación de los destinos del arco mediterráneo: “Ha habido una época donde la capacidad de fijación de precio era muy elevada. Ahora se empieza a ver menos presión, pero no va a haber un gran cambio en cuanto a actividad”.

Tras los nueve primeros meses del ejercicio, los hoteles españoles de Meliá son los que presentan una mayor ocupación (75%). Los resorts de playa rebajaron un 3,1% el revpar (ingresos por habitación disponible). Todo lo contrario que los urbanos, donde esa estadística escaló un 7,1%. Rafael Fernández de Heredia, analista de GVC Gaesco, augura una marcha en España similar a la de 2019, con los destinos de playa manteniéndose, mientras que para los urbanos prevé que crezcan los ingresos, pero a menos ritmo.

El quebradero de cabeza del ejercicio está siendo el mercado americano. La firma rebajó sus ingresos (-1,8%) y beneficios (-20,5%) en el tercer trimestre y lo achacó al “impacto negativo de la evolución de los hoteles en República Dominicana”. Nueve turistas estadounidenses murieron en ese destino en 2019, lo que provocó, según Meliá, una caída de la ocupación en sus hoteles de ese país del 15%. Además, la presencia de un alga con mal olor, el sargazo, minó la llegada de turistas a los destinos del Caribe. “Han estado penalizados por factores externos que no dependen de ellos”, matiza Fernández de Heredia. Los analistas prevén una recuperación del mercado americano.

El año pasado, Meliá hizo pública una fuerte apuesta por Asia para captar clientes de lujo: un tercio de las aperturas de los próximos años se ubica allí. Ojeda describe la estrategia como “adecuada”, aunque la considera insuficiente para suplir la fuerte dependencia de Europa en los resultados.

Los analistas, lejos de alarmarse, prevén una recuperación de la cotización, aunque no será inmediata. Bankinter destaca el carácter familiar de la empresa y asegura que posee una “estrategia sostenible a largo plazo”, apuntalada en dos principios: crecer por la vía de los contratos de gestión y tener un balance menos “pesado”. Esto último forma parte de la táctica asiática que, según Renta 4, está llevando a cabo mediante esa modalidad de acuerdo y no a través de la compra. La “calidad” de Meliá y su “buena gestión” llevan a Ojeda a pensar que “se acabará recuperando” en Bolsa, aunque ahora “esté barata”. Lardiés también vaticina una recuperación, aunque supeditada a las amenazas de recesión, que inciden especialmente “en una compañía y en un sector que son cíclicos”.

Renta 4 fija el precio objetivo en 11,2 euros, síntoma de su confianza en la empresa. GVC Gaesco apunta que “cotiza en múltiplos de crisis, aunque esa no sea su situación” y recomienda comprar. El precio objetivo del conjunto de analistas, recogido por Bloomberg, es de 9,17 euros, de nuevo por encima del valor actual de los títulos. De ellos, 15 recomiendan comprar, 5 mantener y 2 vender.

Amenazas y oportunidades

  • Quiebra de Thomas Cook. La empresa aseguró al presentar sus últimos resultados que la quiebra del turoperador británico ha tenido un impacto “menor” en Canarias. “La política de venta anticipada para el destino ha funcionado muy bien y la venta de última hora está respondiendo bien con otros operadores y el canal directo”. La compañía habla de un reordenamiento del mercado más rápido de lo esperado.
  • Asia: la mitad de las aperturas. El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, afirmó en una entrevista esta semana a CincoDías que “Asia concentrará la mitad de los nuevos hoteles en 2020”. Tres estarán en China (de los que dos serán Gran Meliá, enfocados al segmento prémium), tres en Vietnam y uno en Malasia, Indonesia y Tailandia.
  • Impacto del Brexit. La cadena hotelera se muestra confiada ante el Brexit y no espera que tenga un gran impacto en su negocio. “El grupo seguirá teniendo al Reino Unido como primer mercado emisor durante muchos años”, vaticinó el consejero delegado a finales de 2019. España recibió en 18,5 millones de turistas de esa nacionalidad en 2018, según datos de la encuesta de movimientos turísticos en fronteras (Frontur).
Normas
Entra en El País para participar