El beneficio neto de Meliá cae un 24% por el ajuste en República Dominicana

Los hoteles en América aportan el 30% de los ingresos de la hotelera balear

Meliá
Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá Hotels International

Meliá vuelve a sufrir los rigores del verano en el Caribe. Los 30 hoteles que tiene en el área de América (Mexico, República Dominicana, Venezuela y EE UU) representan un 30% de sus ingresos y la mala coyuntura le ha pasado factura durante los dos últimos veranos. Si en 2018 los huracanes provocaron una caída de precios y ocupación, el trimestre entre julio y septiembre de 2019 se ha visto afectado por el desplome en República Dominicana. “Durante los primeros nueve meses de 2019, la evolución del negocio de Meliá Hotels International estuvo afectada por la coyuntura de algunos países-destino, fundamentalmente la República Dominicana, que ha sufrido una campaña de desinformación amplificada por medios sensacionalistas en Norteamérica, que impactó especialmente al segmento de Grupos, y que ha sido finalmente desacreditada por el gobierno estadounidense”, remarcó el consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, en relación a la muerte de hasta siete turistas estadounidenses en ese país, de los que al menos tres fallecieron en establecimientos españoles.

Hasta septiembre, el beneficio de la hotelera balear se redujo un 23,7% hasta los 96,8 millones frente a los 125,7 registrados en el mismo período de 2018, tanto por la menor generación de plusvalías como por el deterioro en República Dominicana (los ingresos por habitación disponible cayeron un 32% en el tercer trimestre). El ebitda sin plusvalías se situó en 373 millones, con un ajuste del 3,7% en tasa anual.

Pese a ello, Meliá se muestra optimista de cara al futuro. La reducción de la deuda neta hasta los 655 millones (20 millones menos respecto al mismo período de 2018) permite a la compañía renovar su compromiso de finalizar el año con un pasivo de dos veces ebitda, tal y como había pronosticado en pasados trimestres, y el programa de recompra de acciones por 60 millones, vigente hasta junio de 2020, le hace ser optimista respecto a la recuperación del valor de la acción, que ha perdido la mitad del valor en los últimos dos años y medio. “La fuerte caída experimentada en los últimos meses obedece a una sobre-reacción del mercado ante algunos signos de retroceso en la industria turística, que son coyunturales y no estructurales”, subrayó Escarrer.

Previsiones optimistas para 2020

Canarias y Baleares. Superado el efecto Thomas Cook, Meliá anticipa un alza de reservas del 4% en Canarias para verano y una mejora en Palma y Calvíá por el turismo de negocios.

América. Prevé “una clara recuperación” para la primera mitad de 2020 por la mejora del Paradisus Los Cabos en México.

Normas