Meliá gasta 1,5 millones en recompra de acciones y no frena la caída bursátil

Aprobó el 21 de octubre un programa que le permitirá desembolsar hasta 60 millones

Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá.
Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá.

La hotelera Meliá ha cerrado esta mañana la primera operación de recompra de operaciones incluida dentro del programa comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores el pasado 21 de octubre. En esa fecha se comprometió a desembolsar un máximo de 60 millones de euros hasta junio de 2020 con el fin de sostener el valor de las acciones, que han perdido la mitad de su valor en dos años y medio y se han situado en el entorno de los 7 euros. Ayer comunicó que entre el 28 de octubre y el 1 de noviembre adquirió 212.960 títulos y gastó en ello 1,5 millones de euros. El programa tendrá un límite para comprar del 3,70% de su capital social, que equivale a 8,5 millones de acciones.

La noticia, sin embargo, no atrajo la atención de los inversores y las acciones de la hotelera, que presenta los resultados del tercer trimestre el jueves 7 de noviembre, arrancaron la sesión con una caída en el entorno del 2%, aunque finalmente cerraron con un descenso del 0,67%,

Desde la compañía consideran “inexplicable” el desplome de la cotización, toda vez que los resultados presentados desde mediados de 2017 han sido positivos, aunque no tanto como podría esperarse por el récord turístico en todo el mundo.

Meliá facturó 1.885 millones de euros en 2017, un 4,4% más que en 2016, aunque un año después la cifra de negocio bajó un 2,9% hasta los 1.831 millones del cierre de 2018. En esa línea, la deuda neta, medida en relación al ebitda, se incrementó levemente en 2017 (al pasar de 1,90 a 1,91 veces ebitda) y en 2018 (al pasar de 1,91 a 1,97 veces). El único indicador que creció de forma sostenible en ese período fue el ebitda, que subió un 8,6% en 2017 hasta los 310,3 millones y un 5,2% en 2018 hasta los 326 millones.

Normas