La gestora de UBS entra de lleno en la batalla de los fondos ‘low cost’

La firma se está especializando en ETFs con un perfil sostenible

Álvaro Cabeza, jefe en España y Portugal de UBS Asset Management.
Álvaro Cabeza, jefe en España y Portugal de UBS Asset Management.

El mayor banco privado del mundo, UBS, sinónimo de atención exclusiva a grandes patrimonios, quiere convertirse en uno de los referentes en Europa de los fondos de inversión de bajo coste. El grupo lanzó esta línea de negocio hace cinco años y se ha convertido en la principal fuente de crecimiento de su gestora.

Los fondos low cost son vehículos de inversión que replican la evolución de índices bursátiles, como el Ibex 35, el S&P 500 o el Nasdaq. Como no necesitan de gestores que analicen sectores y compañías, para comprar y vender acciones, sus gastos son ínfimos, y pueden aplicar comisiones mucho más baratas.

El grupo ha querido enfocarse en fondos de gestión pasiva que tengan un componente de inversión socialmente responsable, y está logrando convertirse en el líder de esta categoría”, explica Álvaro Cabeza, jefe de UBS Asset Management en España y Portugal.

La fortaleza de los fondos de Bolsa china

Aunque los fondos de gestión pasiva van ganando cada vez más protagonismo en las ventas de UBS AM, la gestora sigue teniendo algunas destacadas fortalezas en los fondos activos. Un buen ejemplo son sus vehículos de Bolsa asiáticas, especialmente china. Su producto UBS China Opportunity, con un patrimonio de más de 10.000 millones de dólares, ha logrado de forma sistemática batir a su categoría, aportando casi un 8% de retorno extra. El año pasado logró un rendimiento anual del 44%, y en los últimos cinco ejercicios la rentabilidad media anual ha sido del 19%. Algunas de las posiciones más importantes del fondo son el gigante Alibaba, la aseguradora Ping An o la empresa de tecnología y videojuegos Tencent.

La gestora de fondos de UBS administra activos por un valor de 860.000 millones de dólares (776.000 millones de euros). Los fondos de bajo coste (también conocidos como gestión pasiva o indexada) ya suman 60.000 millones de dólares (54.000 millones de euros).

Hasta hace unos años, UBS Asset Management estaba muy volcada en dar servicio al negocio de banca privada del grupo pero, con el auge de la arquitectura abierta en el asesoramiento financiero, optaron por buscar clientes para sus fondos más allá de la matriz. Hoy, UBS AM solo vende sus fondos en una proporción pequeña a los banqueros de la matriz. “La gestión indexada está siendo clave para llegar a nuevas entidades”, apunta Cabeza.


El efecto Mifid II

La nueva regulación de mercados financieros (conocida como Mifid II, y en vigor desde hace dos años) también ha empujado a UBS AM hacia los productos de bajo coste.

La normativa europea trata de incentivar el asesoramiento independiente: el banquero privado solo cobra una comisión explícita de su cliente final, del particular, y no de las gestoras de los fondos que distribuye. A cambio, tiene que buscar los productos más baratos y más adecuados para el inversor. “Nosotros fuimos pioneros en la creación de fondos con clases limpias [con comisiones ultrabajas, para que distribuyeran los asesores independientes]. Al principio, muchas bancas privadas no lo entendieron, pero luego han visto que era el camino adecuado”, explica el directivo.

Aunque cada vez hay mayor asesoramiento puramente independiente, que no cobra ninguna comisión de las gestoras por hacer de intermediarios, aún hay muchas bancas privadas que se basan en el cobro de retrocesiones. “Nosotros creemos que lo idóneo es contar con una amplia gama de productos y de estructuras de comisiones para que se puedan adaptar a cualquier tipo de cliente”, apunta.

El negocio en España de UBS AM suma algo más de 3.000 millones de euros. En 2019, sus ventas netas de fondos superaron los 300 millones.

Normas
Entra en El País para participar