Telefónica culmina el cambio de RRHH bajo los ejes de la formación y digitalización

Establece tres direcciones en el área de Raquel Fernández León

Prevé que 6.000 personas accedan a programas de ‘reskilling’

Telefónica culmina el cambio de RRHH bajo los ejes de la formación y digitalización

Telefónica España sigue con los movimientos internos. La operadora ha culminado el proceso de reorganización del área de recursos humanos (RRHH), bajo los ejes de impulso de la formación, la digitalización de los procesos, y la recentralización de las actividades, en los últimos años en manos de las direcciones territoriales.

El primer paso se dio en noviembre pasado, cuando la teleco anunció el nombramiento de Raquel Fernández León como directora de Personas de Telefónica España, reportando al presidente, Emilio Gayo. La directiva ha sustituido a Javier Delgado, quien estuvo al frente de las negociaciones del último convenio colectivo, que incluyó un nuevo plan de bajas voluntarias, saldado finalmente con algo más de 2.600 salidas.

El departamento de Recursos Humanos queda con tres direcciones, Cultura, Digitalización y Proyectos Transversales, bajo Dante Cacciatore; Relaciones Laborales, en el que sigue José Luis Alonso; y Compensación, Organización y Gestión del Talento (formación), puesto para el que se nombra a Raúl Gutiérrez Bolívar, hasta ahora gerente de Recursos Humanos de Telefónica en la región centro. Gutiérrez Bolívar sustituye prácticamente a Raquel Fernández León.

En cualquier caso, todos son veteranos de la casa que, entre otros procesos, participaron en la negociación del último convenio colectivo para las filiales españolas.

Formación

La cuestión de la formación ha ganado una amplia relevancia en la nueva etapa de la compañía. En el anuncio de la firma del convenio colectivo, a final de septiembre, Telefónica aseguró que iba a hacer un esfuerzo muy relevante en la aplicación de una política de formación para dotar a los empleados de nuevas habilidades tecnológicas que les hagan ser más versátiles y tengan una mayor capacidad de adaptación al actual entorno y a los nuevos perfiles necesarios en el futuro. “Se prevé que más de 6.000 personas participen en programas de reskilling y habrá programas abiertos para la mejora de sus habilidades dirigidos a todos los trabajadores de la compañía”, dijo la teleco.

Según fuentes del sector, estos planes de formación se van a acelerar una vez que esté cerrada la reorganización.

Otro eje es el avance que quiere dar la compañía en esta nueva etapa en la digitalización de los procesos en recursos humanos. El tercer eje pasa por la recentralización de actividades, que pasan a depender de la corporación de Telefónica España. La intención de este movimiento pasaba por ampliar las eficiencias, mejorar la coordinación y tener una mayor supervisión sobre los procesos para la contratación, tal y como publicó este periódico el pasado 25 de octubre.

Telefónica España, que hace ya dos años reunificó el área de operaciones, también está recentralizando la política comercial. En la presentación de la nueva estrategia, a final de noviembre, la empresa precisó que, en la nueva etapa, las direcciones territoriales tendrán responsabilidades ejecutivas en las relaciones institucionales y en la actividad relacionada con el sector público. Además, mantendrán relación con el cliente, tanto de gran público como de empresas, para asegurar la cercanía.

Normas
Entra en El País para participar