Urbaser abre una planta especializada en la gestión de residuos en Inglaterra

La instalación, que ya funciona a pleno rendimiento, generará electricidad para 25.000 hogares británicos

Nueva planta de Urbaser en Gloucestershire, Inglaterra.
Nueva planta de Urbaser en Gloucestershire, Inglaterra.

La compañía de gestión medioambiental Urbaser ha comenzado su actividad en la nueva planta de Gloucestershire, en Inglaterra. La puesta en marcha de esta instalación forma parte de la estrategia de la compañía para incrementar su actividad internacional apostando por la sostenibilidad y la reducción de emisión de gases de efecto invernadero.

El nuevo edificio de valorización energética, que gestiona Urbaser a través de la empresa Urbaser Balfour Beatty, está diseñada para reducir significativamente la cantidad de residuos que se producen en Gloucestershire a partir del uso del tratamiento térmico mediante combustión. La instalación, que ya funciona a pleno rendimiento, está preparada para gestionar hasta 190.000 toneladas de residuos al año y producirá más de 116.000 Mwh de electricidad al año, que será exportada a la red eléctrica británica. Con esta gestión se evitará a su vez la emisión de metano, uno de los gases de efecto invernadero más dañinos, generando suficiente electricidad para abastecer cerca de 25.000 hogares.

Asimismo, la planta cuenta con un centro de visitantes totalmente equipado que ofrecerá visitas educativas, cursos y talleres sobre la jerarquía en el reciclaje, el cambio climático y la sostenibilidad para escuelas, colegios, universidades y otros grupos de interés. El centro de visitantes también proporciona un espacio dedicado a reuniones y eventos comunitarios.

Incremento internacional en la última década

Urbaser tiene una extensa experiencia en el mercado español, tanto en tratamiento de residuos como de servicios urbanos. Actualmente está presente en 29 países, con una cartera total internacional cuyo valor asciende a más de 4,1 millones de euros.

La actividad desarrollada por la compañía le permite generar anualmente a escala mundial más de 1.592 GWh, equivalente al consumo de 455.000 hogares, gestionar una red de saneamiento de 2.568 kilómetros y evitar la emisión de más de 1,5 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

Normas
Entra en El País para participar