Bank of America: “El impacto en Bolsa del nuevo Gobierno ya está en precio”

El banco estadounidense no muestra inquietud ante el nuevo ejecutivo aunque sí alerta del efecto negativo de la parálisis política a largo plazo

subidas ibex
Reuters

La llegada al poder de un Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos no es motivo de especial inquietud para Bank fo America, que prevé la continuación del escenario de desaceleración de la economía de los últimos tres años -con un alza del PIB del 1,6% en 2020- sin un deterioro en el déficit estructural de la economía. "Hay muchísimo ruido con el nuevo Gobierno en España pero no me preocupa. El éxito de la emisión sindicada de esta semana es un claro ejemplo", ha explicado hoy en rueda de prensa Rubén Segura-Cayuela, economista jefe para Europa de Bank of America.

El experto quita hierro al anuncio de la reversión parcial de la reforma laboral anunciada por el nuevo Ejecutivo. "El contexto en el que se hizo la anterior reforma laboral fue muy importante pero hay consenso en que en algunos aspectos fue demasiado lejos. Deshacer algunas partes no tiene por qué ser malo necesariamente", ha señalado Segura-Cayuela, que también ha apuntado al "escaso o nulo impacto" que ha tenido la subida del salario mínimo en la creación de empleo. 

El experto ha aludido al impacto que el alza en el impuesto de sociedades, con el que financiar un mayor gasto social, sí está teniendo en la renta variable española. "Pero eso ya está en precio", ha añadido. Contempla apenas un pequeño deterioro adicional, "aunque no mucho", en el momento en que se aprobaran los presupuestos.

La inquietud de Bank of America sobre la situación política no está en el corto plazo pero sí en el medio y largo plazo. Para Segura-Cayuela, el problema no es el Gobierno actual sino los años de parálisis política que arrastra España y la perspectiva de que, con la actual debilidad parlamentaria, no será posible ahora ni a medio plazo abordar nuevas reformas estructurales. "La economía española tiene deberes pendientes que no se van a hacer. Cuando el viento de cola deje de ayudarnos, nos pesará que no haya hecho un ajuste estructural del déficit", ha advertido. La reforma de las pensiones es una de esas tareas pendientes, un desafío ante el que "Escrivá tiene claro lo que hay que hacer", ha alabado el experto de Bank of America.

En sus previsiones para la zona euro, Bank of America prevé un alza del PIB para este año del 1%. Una estimación que está sujeta a la prolongación de la paz comercial, del desenlace del Brexit, de que no se abra un foco de conflicto con Estados Unidos a causa de la industria automovilística y de que el sector manufacturero confirme su estabilización. "Con un crecimiento del 1%, cualquier shock puede dejar ese aumento a la mitad", explican en la entidad, donde no prevén nuevos estímulos monetarios ni, a menos que la situación se deteriorara gravemente, tampoco fiscales. 

Normas
Entra en El País para participar