¿Qué debe tener la Ley de Segunda Oportunidad para ayudar más al autónomo?

Se pide a las Administraciones Públicas más flexibilidad en sus condiciones.

segunda oportunidad autónomos

Los particulares y empresarios autónomos que tengan deudas tienen una segunda oportunidad para poder renegociarlas. Esta ley, que está en vigor desde el año 2015 aún es una desconocida para muchos profesionales.

Para que la ley fuera más eficiente, según apuntan desde CIAE, las Administraciones Públicas deberían conceder más flexibilidad a fin de que se pudieran salvar más empresas, lo que redundaría en mayores ingresos fiscales y de la Seguridad Social a medio plazo.

A pesar de todo ya existen jueces que han cancelado deuda pública, e incluso se ha publicado una sentencia del Tribunal Supremo que permite a los autónomos que puedan librarse de hasta el 75% de su deuda con Hacienda y la Tesorería General y comenzar de cero. Consideran que esta mejora de la Ley debería ser tomada en cuenta por los trabajadores autónomos endeudados y utilizarla como salvavidas.

Millar y medio de acogidos

Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra que en 2018 se acogieron a este sistema 1.504 personas físicas y 333 autónomos en toda España, frente a los 1.036 particulares y 240 autónomos del año 2017. Las cifras contrastan con las de países europeos como Italia, Alemania o Francia, en los que existen mecanismos de segunda oportunidad desde hace más de siete años, y allí se realizan aproximadamente entre 100.000 y 150.000 casos anualmente.

A pesar de todo, según datos oficiales, los procedimientos concursales de los autónomos han aumentado un 9,1% durante el tercer trimestre del año 2019 respecto al mismo período del año anterior destacando el incremento de concursos de empresas, no de personas físicas ni autónomos.

Evitar el sobreendeudamiento

No obstante, desde la Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE) recomiendan a los autónomos que eviten el sobreendeudamiento, que salgan del bloqueo económico de sus actividades económicas y utilicen la vía de la Ley de Segunda Oportunidad y el proceso concursal para negociar el pago de las deudas o su cancelación.

Normas