La cultura de la RSC ya cala en los despachos

Cada vez son más las firmas que refuerzan sus políticas sociales, especialmente en lo relativo a la protección del entorno y el ‘pro bono’

Equipo femenino del campeonato de fútbol de CMS ALbiñana & Suárez de Lezo.
Equipo femenino del campeonato de fútbol de CMS ALbiñana & Suárez de Lezo.

La cultura de la responsabilidad social corporativa (RSC) viene para quedarse en el sector legal. La presión que traslada la sociedad a las empresas también afecta a los bufetes que, en los últimos años, han adoptado o reforzado sus políticas en este ámbito, lanzando iniciativas que intentan hacer del entorno en el que trabajan un lugar mejor. Un compromiso que, en la mayoría de casos, gira en torno a tres ejes: la acción social, la contribución medioambiental y el pro bono (asistencia jurídica gratuita), siendo este último el preferido por las firmas.

No es casualidad que casi todos los despachos cuenten con este tipo de programas. “Al final, consiste en poner tu herramienta jurídica al servicio de la sociedad”, razona Leire Larracoechea, directora ejecutiva y cofundadora de la Fundación Pro Bono España. Esta entidad, que canaliza los proyectos de asesoramiento jurídico gratuito de los despachos, desembarcó en nuestro país hace algo más de un año y ya cuenta con el apoyo de 36 bufetes.

A pesar de esta tendencia al alza, España está a la cola en lo que respecta al pro bono en Europa. Así lo revela el informe The growth of pro bono in Europe, publicado por la ONG internacional PILnet. Asimismo, el estudio señala que en los últimos tres años los abogados de la región han realizado una media de 14 horas de asesoramiento jurídico gratuito cada uno. Cifra significativamente menor a la registrada en las firmas estadounidenses, donde el promedio de horas por letrado supera las 70. El país norteamericano es, de hecho, uno de los que más tiempo dedica a esta función.

Pero no es oro todo lo que reluce. “Las firmas en EE. UU. tienen un interés estratégico con el pro bono”, explica Larracoechea. Y agrega que en algunos bufetes la apuesta por estas iniciativas no es más que una “herramienta de marketing para atraer clientes”. Por el contrario, indica la experta, los despachos en España ponen el foco en el factor social y “abordan los proyectos de forma mucho más genuina y desinteresada”.

Es precisamente esta actitud altruista la que lleva a las firmas a no comunicar la existencia de estos programas. “Los despachos son muy cautelosos a la hora de contar qué están haciendo. No quieren que se perciba como un intento de vender la marca”, indica, por su parte, Valentín García, socio de Cuatrecasas. No obstante, esto no significa que no se deba informar al público de las iniciativas. Así, los bufetes deben diseñar una estrategia de comunicación que sirva para informar a aquellos que se puedan beneficiar (especialmente en el campo del pro bono).

Además, dar a conocer las políticas de RSC puede servir de inspiración a otras entidades; “el efecto contagio es muy positivo”, afirma el abogado.

Medioambiente y voluntariados

Otro de los ejes principales es la protección del medioambiente. Cada vez más despachos se suman a las llamadas políticas paperless, acciones que tienen como objetivo rebajar el gasto de papel (en las firmas puede ser desorbitado). Además, muchos optan por reducir el plástico de la oficina, sustituyendo las tradicionales botellas hechas de este material por otras de cristal o vidrio, y fomentan las reuniones a través de videoconferencia, evitando así viajes innecesarios.

Por otro lado, y en lo que respecta a la acción social, varios bufetes cuentan con actividades de voluntariado que ponen a disposición de la plantilla, que van desde trabajo en comedores sociales hasta prestar formación a refugiados o dar apoyo en hospitales. Este tipo de labores, manifiestan desde las firmas, contribuyen a impulsar el compromiso de los letrados con la organización y consolidan las relaciones entre los miembros del equipo.

Invertir en políticas de RSC no solo repercute en la satisfacción de los letrados del bufete, sino que es un elemento altamente atractivo para las nuevas generaciones. “Es frecuente que, en las entrevistas, los candidatos pregunten por la estrategia de RSC”, asegura García. Según el informe 2019 Millennial Attorney Survey, elaborado por el medio estadounidense Above the Law, el compromiso con la responsabilidad social corporativa es uno de los elementos más valorados por los jóvenes abogados a la hora de elegir dónde trabajar.

Clientes responsables

Freshfields Bruckhaus Deringer

Voluntariados. Como firma internacional, Freshfields pone a disposición de sus letrados un amplio programa de pro bono con opciones tanto de alcance mundial como local. En este sentido, la firma trabaja con grandes ONG, como Save the Children, Oxfam y otras entidades más pequeñas. Uno de sus proyectos más llamativos fue la elaboración de un informe sobre la violencia económica sobre las mujeres en varios países del mundo. Por otro lado, el despacho colabora con varios voluntariados, como comedores sociales o prestando apoyo formativo a refugiados que realizan estudios online.

Código ético. Más allá de las iniciativas concretas, Freshfields cuenta con una línea ética por la que no acepta a cualquier empresa como cliente. Así, el despacho rechaza a aquellas entidades que se hayan visto involucradas en casos de corrupción, blanqueo de capitales o explotación, entre otros motivos.

Derecho para los más jóvenes

Roca Junyent

Formación. Roca Junyent concentra sus actividades de RSC en un solo programa, llamado “El derecho y tú”, por el que los letrados interesados imparten clases a alumnos de 3º y 4º de la ESO de las escuelas participantes. En las sesiones, los abogados abordan el valor de tener conocimientos de derecho y su presencia en la mayoría de ámbitos del día a día (desde comprar un billete de transporte hasta organizar con los amigos un partido de fútbol). Una vez finalizado el curso, los alumnos presentan un trabajo que es posteriormente valorado y premiado por un jurado.

Alta participación. Desde su llegada, la iniciativa ha tenido una gran acogida: alrededor del 60% de los abogados de Roca Junyent participan en el programa, y dedican un total de 800 horas anuales. El objetivo, afirman desde el bufete, es “fomentar el conocimiento del valor cívico de las leyes y las normas, y la importancia de su cumplimiento”.

Apoyo a los desfavorecidos

Dentons

Pro bono. La estrategia de Dentons se construye sobre tres pilares principales: pro bono, diversidad e inclusión y sostenibilidad ambiental. Las organizaciones que se benefician de su asesoramiento jurídico son numerosas, y están centradas en el avance de la mujer, los derechos LGBT y los derechos de los refugiados u otras minorías. En España, la firma ha trabajado con Save the Children para evaluar la situación legal de los niños refugiados en los campos de refugiados de Melilla. Las oficinas españolas también colaboraron en un proyecto multijurisdiccional para Amnistía Internacional relacionado con las desapariciones forzadas en Burundi.

Clientes. El compromiso con el entorno es un factor que no solo aprecian las nuevas incorporaciones, sino que también interesa a los clientes. De hecho, desde Dentons afirman que “cada vez más nos piden pruebas de nuestra responsabilidad social en las propuestas”.

Oficinas sin papeles

Cuatrecasas

Políticas 'paperless'. Las oficinas de Cuatrecasas de Madrid y Barcelona se propusieron acabar con el plástico en sus cafeterías antes de que empezara 2019. Por otro lado, las políticas paperless implementadas en los últimos años se han traducido en un descenso del 10% de uso de papel (de 101.000 kilos en 2014 a poco más de 76.000 en 2017). Asimismo, el bufete ha registrado un descenso de más de la mitad del gasto de agua (de 9.000 a 4.800 metros cúbicos).

Deporte. En lo que respecta a las iniciativas de acción social, el despacho apoya diversas actividades, entre las que destacan las deportivas. En 2018 participó en la Oxfam Intermón Trailwalker de distintas ciudades españolas (Madrid, Girona y Vitoria). Los fondos recaudados se destinaron a más de 400 proyectos de cooperación y acción humanitaria. Además, ha participado en la Carrera de la Mujer, la de Cruz Roja, la Carrera de Empresas y los Juegos Interempresa.

Apuesta por el liderazgo

DWF-RCD 

Habilidades. La firma cuenta con una plataforma de aprendizaje interna llamada The DWF Academy, orientada al desarrollo de sus profesionales. En esta línea, el programa 5 Star Futures busca permitir que jóvenes aspirantes desarrollen sus habilidades con una enfoque hacia la empleabilidad.

Tercer sector. Otro de los principales bloques de la estrategia de DWF-RCD es el pro bono. Así, el despacho ofrece asesoramiento a varias entidades, colabora con organizaciones del tercer sector y promueve acciones internas como la recolección de alimentos, campañas de dona­ción de sangre o recolección de ropa de segunda mano, dirigidas a ayudar a grupos en situación de necesidad o que forman parte de colectivos desfavorecidos.

Asesoría gratis a ONGs

Bufete Barrilero y Asociados

Interés creciente. En los últimos años, el despacho ha dado un gran impulso a sus políticas de responsabilidad social, estructurando las iniciativas existentes en cuatro grandes bloques: el pro bono (principalmente, prestando asesoramiento en temas mercantiles, fiscales y laborales, entre otros), el apoyo a personas con discapacidad, la promoción del talento femenino y la sostenibilidad y el medioambiente.

Pro bono. El asesoramiento jurídico gratuito es, para la firma, uno de los elementos más valorados tanto para los abogados jóvenes como para los más veteranos. Así, Barrilero fue uno de los primeros en integrarse en la Fundación Pro Bono España, a través de la cual prestan servicio a fundaciones, ONG y otras entidades sin ánimo de lucro.

Letrados contra el maltrato

Gómez-Acebo & Pombo 

Ley de Segunda Oportunidad. En 2017, el bufete lanzó una guía práctica sobre la Ley de Segunda Oportunidad a mujeres vulnerables y otros colectivos en situación de exclusión. El propósito de este texto era traducir y acercar una norma muy compleja a mujeres especialmente vulnerables para facilitar su acceso a la justicia. Asimismo, profesionales de la firma han prestado formación a trabajadores de la Comunidad de Madrid especializados en este campo.

Corrupción y derechos humanos. En 2018, la firma elaboró una política de contratación y subcontratación de proveedores, por la que procura que estas entidades no estén involucradas en casos de corrupción, vulneren de alguna forma los derechos humanos y estén comprometidas con la preservación y gestión responsable del medioambiente.

Premio a la diversidad

Grant Thornton 

Igualdad y diversidad. Por otro lado, la firma con sede en Londres se ha comprometido a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por la ONU en 2018 en materia de igualdad de oportunidades y diversidad de género, especialmente en lo que respecta a los equipos. Esto les ha llevado, indican desde el bufete, a ser elegidos una de las 50 empresas del mundo que más velan por tener una cultura diversa e inclusiva, según el índice Universum.

Impacto medioambiental. La firma comenzó su camino hacia la sostenibilidad hace cinco años, con la puesta en marcha de un día dedicado especialmente a la RSC. Tras esto, ha instaurado diversos programas, entre los que destaca la reducción del uso de papel y los traslados eficientes de personal para disminuir su huella de carbono.

‘Mentoring’ a mujeres

Ramón y Cajal

Formación. Varias abogadas del despacho participan como mentoras en el programa Púlsar, impulsado por la Fundación Everis. Esta iniciativa pone en contacto a chicas adolescentes de entre 15 y 17 años con una red de mujeres líderes en diversos ámbitos (educativo, empresarial, económico, social), para que puedan potenciar su talento y alcanzar sus aspiraciones profesionales. Además, el despacho ha puesto en marcha el plan “12 meses, 12 acciones”, colaborando cada mes con una causa social concreta.

Pro bono. Por otro lado, la firma destaca su labor de asesoría jurídica gratuita. No en vano, son uno de los primeros despachos que participaron en la creación de la Fundación Pro Bono España. Además, a lo largo de este 2019 el bufete ha organizado charlas de sensibilización dentro de la plantilla.

Abogados futboleros

CMS Albiñana & Suárez de Lezo

Acción social. En la misma línea que otras entidades del sector, CMS centra su programa de RSC en el pro bono, el medioambiente (reduciendo su huella de carbono) y la acción social. En este sentido, el bufete apoya varias iniciativas promovidas por organizaciones benéficas para luchar contra el hambre y brindar atención médica, entre otros objetivos.

Campeonato. Más allá de estas pautas, el compromiso principal del despacho es con la educación. Así, a través de la organización Room to Read, la firma invita una vez al año a toda la plantilla a traer de casa libros que ya se hayan leído y se ponen a la venta de forma interna. Igualmente, el despacho organizó este año un campeonato de fútbol internacional masculino y femenino entre todas las oficinas para recaudar fondos para las actividades de Room to Read.

Apoyo LGTBI

Uría Menéndez

Dedicación. El compromiso de Uría con la sociedad y el entorno se plasma en la Fundación Profesor Uría, cuya actividad se desarrolla en cuatro áreas: trabajo pro bono, proyectos sociales, proyectos educativos y fomento de la cultura y el arte. Más de la mitad de la plantilla participa como voluntaria en sus proyectos, con una dedicación de más de diez mil horas de voluntariado al año.

LGTBI. La firma española cuenta con un Grupo LGTBI & Allies Desk, comprometido con la creación de un entorno inclusivo donde todas las personas puedan desarrollarse personal y profesionalmente. Asimismo, colaboran con centros especiales de empleo para facilitar la integración en el mundo laboral de personas con discapacidad.

Contra las 'fake news'

Garrigues

Asesoría gratuita. La RSC de Garrigues se centra en actividades que generan valor para la sociedad con vinculación al mundo jurídico. Así, el programa pro bono del despacho atiende a entidades sin ánimo de lucro que sirven al interés público y que desarrollan actividades benéficas, asistenciales, culturales, cívicas, de investigación o educativas. Un ejemplo es la colaboración del despacho con la Fundación 29 de Febrero, especializada en inteligencia artificial aplicada a la salud.

Desinformación. En su compromiso con los problemas que arrecian a la sociedad actualmente, el despacho organiza talleres de concienciación para identificar fake news y combatir sus riesgos.

Voluntariados democráticos

Ecija

Votaciones. Ecija cuenta con un potente programa de voluntariados por el que a principio de año lanzan un porfolio que incluye varias propuestas que pone a disposición de la plantilla para que voten sus preferidas. Después, en una reunión, la dirección atiende las dudas y preguntas que puedan surgir y se abre la convocatoria de las ganadoras para que los abogados se puedan apuntar.

Horario laboral. Algunas de estas iniciativas se desarrollan a lo largo del año en horario laboral, como por ejemplo asistir una vez a la semana durante 3 horas al Hospital de La Paz, atendiendo a los pacientes del departamento de oncología infantil.

Normas
Entra en El País para participar