Precariedad y desempleo impulsan el emprendimiento en España, según un tajante informe

Los encuestados para el informe GEM son claros al valorar la relación entre ambas magnitudes. La duda es si este tipo de emprendimiento nace entonces en las circunstancias deseadas, o es una cuestión de necesidad.

Precariedad y desempleo impulsan el emprendimiento en España, según un tajante informe

¿Cuáles son los principales apoyos de una actividad emprendedora en España? Según los expertos consultados en el informe GEM, uno de los más exhaustivos a nivel internacional, el estado del mercado laboral es clave. No sólo eso: es el principal impulsor del emprendimiento en España, según los analistas consultados.

"Las condiciones del mercado laboral han ocupado posiciones relevantes en el ranking de condiciones que favorecen la actividad emprendedora desde el 2011. Desde la perspectiva de los expertos españoles entrevistados, la precariedad laboral por cuenta ajena y el desempleo han sido los impulsores del emprendimiento", señala textualmente el informe.

¿Y qué impide a los españoles emprender?

El acceso a la financiación y las políticas gubernamentales han sido los principales obstáculos para el emprendimiento en España durante el pasado 2018. Así lo concluye el Informe GEM España, uno de los más útiles para los agentes sociales del colectivo emprendedor.

Por otro lado, las fuerzas que impulsan la actividad emprendedora en España son la situación del mercado laboral, con altas tasas de desempleo, la transferencia de I+D+I y los programas gubernamentales

El análisis se ha extraído a través de una serie de preguntas abiertas a expertos españoles que han opinado, entre otras cosas, sobre las condiciones del entorno español que actúa como freno de la actividad emprendedora.

De este modo, para un 63% de los entrevistados es el acceso a la financiación el principal escollo para emprender, seguido de las políticas de los gobiernos y de las normas sociales y culturales (44,4% en ambos casos). En un segundo escalón se sitúan la educación y la formación (33,3%).

En lo relativo a la financiación, los expertos han comentado que el principal obstáculo se sitúa en la dificultad que existe a la hora de acceder a ella. En concreto, ponen el acento en la escasez de instrumentos por parte de los organismos públicos, pero también de los privados.

No hay alineación entre lo financiero, lo legal y lo público y privado, lo que implica un riesgo a la hora de iniciar un negocio. En España, son los amigos, la familia o los fondos propios los que financian a un negocio en sus fases iniciales, por lo general.

Las políticas gubernamentales, en segundo lugar, ocupan el segundo lugar en esta lista de hándicaps. Los expertos coinciden en el exceso de burocracia, las elevadas tasas impositivas o la dispersión regulatoria de las administraciones autonómicas.

Precisamente estos obstáculos a la hora de emprender coinciden con las causas más comunes del cierre de negocios en España. “Hacen falta más esfuerzos en materia de sensibilización del emprendimiento”, señalan los expertos.

Por otra parte, los expertos señalan en que la formación también es un elemento que cobra cada vez más importancia a la hora de emprender.

Normas