Avlo contra Rielsfera: llega la batalla ferroviaria ‘low cost’

Si los servicios ofertados por Renfe en Francia fueran Avlo, la pugna se daría también en el país vecino, aunque no en igualdad de condiciones

Avlo contra Rielsfera: llega la batalla ferroviaria ‘low cost’

El servicio low cost de alta velocidad de Renfe, denominado AVLO desde el 11 de diciembre, comenzará a prestarse el 6 de abril de 2020 entre Barcelona y Madrid, junto a los clásicos servicios de alta velocidad AVE, para extenderse posteriormente a otros corredores de alta velocidad. Los servicios AVLO se asegurarán con ramas Talgo 112 reformadas de 438 plazas, un 20% más de plazas que las homónimas sin reformar que prestan servicios AVE. En doble composición, la configuración habitual de operar los servicios low cost, los AVLO ofertarán 876 plazas. Posteriormente se unirán a la flota AVLO los Talgo Avril serie 106, los cuales incluyen una novedosa disposición de asientos 3+2 y otras reformas para adaptarlos a servicios low cost, que les permitirán ofertar 1.162 plazas en doble composición.

La reciente adjudicación de capacidad el pasado 26 de noviembre del administrador de infraestructuras Adif-Alta Velocidad para introducir la competencia en el mercado ferroviario de alta velocidad está dividida en 3 paquetes para cubrir las líneas Madrid-Barcelona, Madrid-Levante y Madrid-Sur. De los paquetes denominados A, B y C de derechos de acceso para prestar un servicio en un horario determinado (surco), Renfe disfrutará el de mayor capacidad (denominado A). El paquete B fue adjudicado a Ilsa-Trenitalia, que todavía no se ha pronunciado sobre la naturaleza de los servicios que cubrirá (alta velocidad convencional, low cost, o ambos). La filial de SNCF, Rielsfera, fue la adjudicataria del paquete C, el de menos capacidad de los tres que se ofertaban y destinado exclusivamente al servicio low cost, con 5 frecuencias por sentido en las líneas que unen Madrid con Barcelona, Levante y Andalucía.

Un aspecto destacable es que los trenes con los que Rielsfera puede comenzar sus operaciones el próximo 14 de diciembre de 2020, los Euroduplex (modelos 2N2 3UH) con 1.018 plazas en doble composición, están homologados para su circulación en España en los corredores Madrid-Barcelona y Madrid-Levante, pero no para el corredor Madrid-Andalucía, pues no llevan instalado el sistema de seguridad LZB. Así pues, Rielsfera podría competir en el segmento low cost con AVLO, excepto en el corredor andaluz, donde los AVLO no tendrían, de momento, competencia.

En el corredor Madrid-Barcelona los trenes AVLO compartirán con los de la marca comercial que Rielsfera lance para servicios low cost, dando lugar a un duopolio en estos servicios, algo novedoso mundialmente. Esta competencia casi segura en el Madrid Barcelona también es probable que se de en el corredor Madrid-Levante a partir de 2021. Rielsfera será un fuerte competidor para AVLO pues SNCF atesora más de 15 años de experiencia en alta velocidad low cost en Francia, donde actualmente dispone de dos tipos de servicios de alta velocidad: los clásicos denominados Inoui y los low cost denominados Ouigo, cuyas tarifas parten de 10 euros por trayecto.

En 2018 los servicios Ouigo alcanzaron 12,7 millones de viajeros con 38 circulaciones diarias. Su principal característica es utilizar ramas TGV Dayse de Alstom de dos pisos modificados para ofertar 1268 plazas en doble composición y partir en la mayoría de sus trayectos de estaciones periféricas de París. Sin embargo, recientemente a los servicios Ouigo clásicos se unen otros que parten de las estaciones centrales parisinas. Para Allrail, asociación europea de operadores privados de ferrocarril de viajeros, la estrategia de SNFC es taponar la entrada de nuevos competidores en el segmento de mercado low cost y dificultar la entrada de otros competidores (hay que recordar que en Francia el administrador de infraestructuras está verticalmente integrado con el operador estatal SNFC).

En España, mediante el sistema de adjudicación de paquetes de Adif, se puede evitar la congestión en las estaciones centrales, evitado que los servicios AVLO supongan un cuello de botella como en París, al ofrecer capacidad a los nuevos competidores en los paquetes B y C y asegurarla por 10 años. Los surcos del paquete C dan acceso a las estaciones de Atocha y Chamartín (y en Barcelona a Sants), por lo que los servicios de Rielsfera no utilizarán estaciones secundarias como lo hacen en parte sus hermanos Ouigo en Francia.

El problema para Renfe en el diseño de su oferta integral es que, por una parte, sus servicios AVLO puedan percibirse por los usuarios como sustitutos cercanos al servicio AVE restando demanda a estos, y por otra parte, si el servicio se revela como de calidad muy básica (ya sea por los horarios intempestivos o la habitabilidad de los trenes, o ambas) perderán competitividad con los de Rielsfera. Otra posible ventaja de los trenes de Rielsfera es que utilizarán la estación de Sants en Barcelona mientras que los AVLO parece que utilizarán la estación de El Prat (pueblo), fuera de la Ciudad Condal y que presenta la ventaja de suponer un menor coste de acceso por uso de infraestructura, pero el inconveniente de la lejanía con el centro de la ciudad.

Si los AVLO utilizan El Prat diferenciarían su oferta de Rielsfera, la cual podría entrar, sin embargo, en competencia directa con los AVE de Renfe en la ruta Atocha-Sants. Los AVE tendrán una ventaja en cuanto a frecuencias y horarios frente a Rielsfera mientras que la filial de SNCF dispondría, inicialmente, de la ventaja en costes por tren el tren que van a utilizar.

Renfe, a su vez, pretende extender su negocio a Francia en el marco de la liberalización, compitiendo en la Y invertida que conforman las relaciones desde Lyon a Marsella y Montpellier, al que se uniría en un futuro próximo la extensión hasta París. Hasta el momento, Renfe no ha podido acceder a las estaciones de la capital gala por falta de capacidad en la línea Lyon-París, lo que puede estar relacionado, entre otros motivos, con la eclosión de los servicios Ouigo parisinos. Renfe ya dispone de 10 trenes Alstom 100 F para competir en el sur de Francia y dispondrá próximamente de 10 unidades de las nuevas ramas Avril de Talgo aptas para ser homologadas en el país vecino. Si los servicios ofertados por Renfe en Francia fueran AVLO la batalla low cost no solo se daría en las vías españolas sino también en las francesas, aunque no en igualdad de condiciones.

Rodolfo Ramos Melero/Carlos Gutiérrez Hita son Profesor de CEDEU en la Universidad Rey Juan Carlos/ Investigador asociado en la Universidad Nebrija