Teresa Ribera: “El nivel de ambición encima de la mesa es insuficiente para cumplir el Acuerdo de París”

La regulación del mercado de carbono, el punto más controvertido hasta el momento en las negociaciones, aún encalladas, pero no rotas

Teresa Ribera, miteco
Teresa Ribera, ministra en funciones para la Transición Ecológica, este viernes en la COP25.

Las negociaciones continúan encalladas en la recta final de la cumbre del clima (COP25), aunque la presidencia de Chile seguirá debatiendo hasta el final para llegar a algún punto de consenso (ahora mismo se celebra una sesión plenaria con todos los países).

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha reconocido que hasta el momento las ambiciones comprometidas por los distintos países son insuficientes para conseguir que la temperatura no aumenta por encima de los 1,5 grados de media que exige la comunidad científica.

Los temores de los países es que se produzca una doble contabilidad de las emisiones de carbono 

“Estamos en un momento, muy frecuente en las cumbres [de atasco de las negociaciones]. Los ministros facilitadores de los temas que eran complicados hemos acabado nuestra tarea, que es limpiar hasta donde podíamos llegar que es encontrar puntos de consenso que fueran asumible por todas las partes y cuáles son los elementos en los que son imposibles llegar a un acuerdo”, ha admitido tras ser pregunta por la prensa.

Pero esto no quiere decir, sin embargo, que las discusiones hayan concluido, ha indicado, sino que “todo el mundo ha tenido acceso por primera vez a todos los textos retocados, mejorados por parte de los facilitadores y las distintos países están haciendo una evaluación de lo que supone todo esto y los puntos en lo que se pueden intercambiar consensos, y que la presidencia de Chile está teniendo reuniones bilaterales”.

Ribera destaca como punto positivo la responsabilidad asumida por la UE, con su del Pacto Verde 

Los puntos más controvertidos, según la ministra, y por los cuales no avanzan las negociaciones, son los temores de algunos países de que haya una doble contabilidad en la construcción de la regulación de los mercados de carbono global. “Es uno de los puntos más controvertidos, es enormemente técnico y enormemente importante también para poder saber que las toneladas de CO2 que se están computando a las contribuciones nacionales o que se están vendiendo a los mercados internacionales responden a una realidad y no a una realidad contada dos veces”. El resto de los temas, ha añadido, “requerirá un cierto equilibrio”.

La ministra en funciones ha afirmado también que “el nivel de ambición que está hoy encima de la mesa es insuficiente para cumplir el objetivo del Acuerdo de París”, pero que confía, ha insistido, en que los países sean conscientes de la emergencia climática, que lo revisen al alza, y que esto pueda salir adelante.

Además, ha destacado que “es una noticia extraordinaria que uno de los gigantes económicos, la Unión Europea”, en poco menos de un mes haya dado tres pasos, a su juicio, significativos: el anuncio del Banco Europeo de Inversiones, que en poco más de un año se convertirá en el primer banco climático del mundo; la presentación del Pacto Verde por parte de la Comisión Europea, y acuerdo del Consejo Europeo de esta madrugada de llegar a la neutralidad climática en 2050, pese a la reticencia de Polonia, recogido en un párrafo del documento, “que habrá que ver cómo se va a resolver”. La declaración final puede retrasarse hasta esta noche, ha avisado, "algo normal" en una cumbre de estas características. 

Normas
Entra en El País para participar