Este accesorio pretende que dejes de ir a tu óptica para encargar nuevas gafas

Este accesorio pretende que dejes de ir a tu óptica para encargar nuevas gafas

Puedes usarlo con tu móvil iOS y Android.

A partir de ciertas edades, la vista va cambiando y es necesario acortar las visitas a nuestra óptica de cabecera, aunque solo sea para comprobar si tenemos las mismas dioptrías de la última vez, o si es necesario encargar unas nuevas gafas. Como era de esperar, los avances tecnológicos de los últimos años buscan que todos esos procesos sean mucho más rápidos y cómodos.

¿Y existe una mejor manera de ver qué tal tenemos la vista que hacerlo en nuestra propia casa? Desde hace algún tiempo están proliferando todo tipo de accesorios para nuestros móviles que buscan hacernos diagnósticos rápidos sobre las cuestiones más variadas que afectan a nuestra salud. Y esta de nuestra salud visual es una de ellas.

Un vistazo a la pantalla del móvil y listo

EyeQue es una empresa que se dedica a desarrollar este tipo de dispositivos, que son capaces de hacernos un chequeo rápido a la vista y decirnos si necesitamos actualizar nuestras gafas o no. Para conseguirlo, tienen un aparatito llamado VisionCheck que, básicamente, se vincula a nuestro smartphone y es capaz de analizar si hemos perdido o no algo de vista.

En esencia, este VisionCheck es un refractrómetro oftalmológico que se conecta por Bluetooth al móvil y que realiza sobre un área determinada de la pantalla, una serie de análisis que son parecidos a los que nos hacen superar en las ópticas, y que tienen que ver con el reconocimiento de caracteres en pantalla, colores, etc.

Este accesorio cuenta con una aplicación que podremos descargar tanto en iOS como en Android y que lleva el control de los chequeos que nos hagamos cada cierto tiempo. De esta manera irá calibrando los cambios y nos hará una recomendación sobre si es la hora de comprar unas nuevas gafas o no.

Como podéis ver por el vídeo que tenéis más arriba, el sistema no es muy difícil de utilizar ya que el aparato se sujeta a nuestro smartphone a través de una correa de goma que es capaz de ajustarse al tamaño de nuestro teléfono. Luego, una vez fijado, solo hay que seguir las instrucciones de pantalla y listo. En unos instantes tendremos un resultado a las pruebas visuales.

Lo tenéis a la venta en tiendas online, o en la propia página del fabricante, a un precio que ronda los 62 euros al cambio, y lo podréis usar tanto vosotros como todas aquellas personas a las que queráis controlar cada cierto tiempo cómo andan de la vista.

Normas
Entra en El País para participar