Financiación

Santander lanza bonos por 2.400 millones antes de la subasta del BCE

Mañana acaba el plazo para solicitar liquidez en la barra libre del Banco Central

Ana Botin, presidenta de Santander.
Ana Botin, presidenta de Santander.

Santander no ha decidido aún si acudirá a la segunda edición de las subastas ilimitadas de liquidez que puso en marcha el BCE el pasado septiembre, según fuentes financieras. La fecha límite para apuntarse es mañana. Pero el banco sí ha creado un nuevo colchón para llevar al Banco Central, ya sea mañana o en alguna de las próximas programadas, cinco más hasta marzo de 2021.

La entidad ha registrado una emisión de bonos de titulización por un total de 3.150 millones de euros en la CNMV, que se quedará en balance pero cotizarán en el mercado AIAF de renta fija de BME. Si bien, solo podrá llevar a la institución que preside Christine Lagarde 2.400 millones, puesto que el resto no cuenta con la calificación mínima: 600 millones tienen una nota muy pobre, de CCC según DBRS, y de Caa3 según Moody’s, y 150 millones están en alta probabilidad de impago. El BCE no acepta activos de tan baja calidad como colateral.

Estos bonos, que están respaldados por créditos a pymes, son la carta en la manga para acudir ante Lagarde para obtener liquidez por la que las entidades recibirán un interés del 0,5% (obtendrán rentabilidad por pedir dinero prestado, sí), siempre que cumplan una serie de requisitos. Esencialmente, que utilicen ese efectivo para inyectarlo en la economía real. En caso contrario, el interés será del 0%.

La primera subasta celebrada en septiembre fue un fracaso. Ni un solo banco español acudió, y las peticiones de todas las entidades de la zona euro se quedaron en 3.400 millones. Una cifra mínima frente a los 233.470 millones que se entregaron en la última subasta de este tipo en marzo de 2017.

Tan escasa demanda se explica en parte en el hecho de que hasta el 30 de octubre no entró en vigor el sistema de tiering, por el que el BCE libera en parte de penalización el exceso de liquidez de la banca (seis veces el importe de sus reservas mínimas). El exceso de liquidez en el eurosistema a cierre del pasado viernes es de unos 1,8 billones. Con el nuevo sistema, UBS estima que quedarán libres de la penalización del 0,5% unos 800 millones.

BBVA y CaixaBank crearon la semana pasada bonos por 1.800 y 2.132 millones de euros, respectivamente, que podrán usar como garantía ante el BCE.

Normas
Entra en El País para participar