Gortázar (CaixaBank) dice que “tomar depósitos poco rentables lleva a pérdidas”

El consejero delegado de la entidad cifra su coste en el 0,71%

CaixaBank
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Cortázar EFE

El consejero delegado de CaixBank, Gonzalo Gortázar, afirmó este martes que, con los actuales tipos de interés, "tomar depósitos poco rentables lleva a pérdidas" y cifró en 71 puntos básicos el marginal negativo para la banca de acopiar dichos recursos de clientes.

Según detalló durante el 'XV Encuentro del Sector Bancario' organizado por el IESE con el patrocinio de EY, las entidades soportan un 0,50% por dejar su liquidez excedentaria en el BCE, deben pagar otros 3 puntos básicos en impuestos por los depósitos y 18 adicionales por la cobertura del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

En dicho cálculo detalló que no se incluyen los costes asociados de distribución, concluyendo que tomar depósitos "solo es una fuente de pérdidas y, por tanto, poco atractivo", además de ser negocio "hiperregulado".

El banquero cifró este impacto para poner de relieve la realidad que caracteriza hoy día a unos bancos que cumplen la "función social crítica" de "permitir a las personas mantener sus ahorros íntegros", por lo que estimó que "alguien debería pensar si esta situación es sana
al largo plazo".

"Creo que hace falta una reflexión porque a la carga regulatoria, que de alguna manera nos hemos merecido, si el entorno no da dinero hay que ver cómo se protege a las entidades que cumplen esa función social", demandó.

"La sociedad no está pensando en proteger a las entidades", lamentó, señalando que es un sector que más bien acusa aún "un estigma negativo".

Gortázar reconoció al respecto que la banca arrastra un problema sobre la imagen que debe resolver. "No nos ha venido una norma que ha puesto mal la reputación. El sector se lo ha ganado", afirmó.

Sin embargo, apuntó que "algo está mejorando" y defendió que "la batalla por la reputación no está perdida", sino que además puede ser un activo a utilizar por parte de la banca en su rivalidad frente a los nuevos jugadores fintech.

El banquero apostó por hacer valer la defensa intrínseca que la banca siempre ha hecho sobre la privacidad de los datos y "defender la función social" que ejercen. En este aspecto reivindicó que la banca "por lo pronto pagamos muchos impuestos en este país", mientras que la tributación
sobre las tecnológicas está por hacer y, a su juicio, debería "cambiar de manera eficiente", ya que ni siquiera "se sabe bien donde tienen que pagar los impuestos".

Entre los activos a poner en valor señaló también que la banca ayuda a promover la inclusión financiera, aunque todas estas funciones "se han visto oscurecidas por muchos errores" que, en su opinión, es preciso atajar para "poco a poco sacar un poco la cabeza".

Al ser cuestionado sobre las potenciales fusiones, Gortázar afirmó que la tendencia a la consolidación "es necesaria y conveniente" si se encuentra "bien enfocada", además de "lógica" en un entorno como el actual "de mucha presión sobre los ingresos" por la desaceleración económica,
los tipos bajos y la alta competencia.

"Con esta película más o menos prolongada en el tiempo, con ingresos bajos, es una herramienta en los distintos países de la zona euro que puede facilitar que se reordene la industria, que pueda ser más rentable y más atractiva", estimó.

Bajo este prisma indicó que entre los once mayores bancos europeos figuran tres españoles, en alusión al Santander, BBVA y CaixaBank, y la banca española es además "muy respetada" fuera, lo que la sitúa ahí en buena posición para ahí jugar un papel, aunque dudó que vayan a activarse
fusiones transfronterizas en estos momentos.

Normas