ROCE vs ROE. ¿Qué son y cómo deben interpretarse en una pyme?

Te desgranamos dos de indicadores relevantes para valorar la actividad de pequeñas y medianas empresas.

contabilidad pymes

Son dos términos separados por una sola letra. Sin embargo son independientes, aunque ambos tengan utilidad para medir el estado de una pequeña o mediana empresa.

El ROCE, en inglés Return On Capital Employed, equivale a la rentabilidad exigida a los capitales empleados en un negocio. Se utiliza para valorar y comparar la rentabilidad de una empresa incluyendo el capital utilizado, no solo el patrimonio o deuda; según explican desde la web corporativa de SelfBank.

En otras palabras, este indicador se utiliza por los analistas como medida para conocer la capacidad que tiene una empresa para generar ganancias. Es uno de los indicadores más de moda por los auditores.

Por su parte, el ROE (Return On Equity) es un indicador de rentabilidad que mide la relación entre el beneficio neto de una empresa y su cifra de fondos propios. Así lo definen desde abanteasesores.com.

Este ratio determinará el rendimiento de capital que obtiene una empresa sobre sus recursos propios, y se calcula dividiendo el beneficio neto entre los recursos propios.

Lo que lo diferencia del ROE es que en este segundo indicador la deuda no entra en juego. Aquí solo nos fijamos en los fondos propios, por lo que no se incluye el endeudamiento en ese cálculo, como sí hace el ROCE.

Sin embargo, el ROE sigue teniendo bastante peso para los accionistas de una empresa, siendo uno de los indicadores más importantes para cualquier inversor. Con el ROE estaremos obteniendo la capacidad de una organización para generar beneficios de cara a sus accionistas.

Normas