HIG y GFI se disputan la filial de informática de El Corte Inglés por unos 350 millones

El consejo da luz verde a la operación. Aunque el grupo español indica que aún no ha tomado una decisión, la francesa se perfila como favorita, según fuentes conocedoras

El Corte Inglés

El Corte Inglés avanza en la hoja de ruta para reducir su endeudamiento. Su consejo de administración ha dado hoy luz verde a la venta de su filial Informática El Corte Inglés (Iecisa). El objetivo es elegir el comprador antes de fin de año. Los dos únicos finalistas son la multinacional francesa de capital catarí GFI, "que se perfila como favorita", según fuentes conocedoras, y el fondo de private equity HIG. El precio de la operación se sitúa en una horquilla de entre 350 y 360 millones de euros.

La compañía ya intentó desprenderse de su filial Informática El Corte Inglés (Iecisa) hace en torno a un año, cuando negoció en exclusiva con el grupo mexicano Kio Network. Sin embargo, las divergencias en cuanto al precio del activo, que se situaban en torno a los 200 millones de euros, terminaron por frustrar la operación. Este otoño, la compañía ahora pilotada por Marta Álvarez decidió reactivar el proceso y para ello contrató a PwC. Un proceso que siguió de cerca el banco de inversión de cabecera del gigante español de la distribución, Rothschild.

El Corte Inglés ha recibido ofertas y muestras de interés de inversores de distinto perfil, tanto fondos de inversión como industriales. Entre ellos, fuentes del sector apuntan a Cinven, Apax, CGI y la estadounidense Softech. Finalmente, las propuestas que han prevalecido han sido las del fondo HIG, pilotado en España por Jaime Bergel, y el grupo informático GFI, controlado por un grupo radicado en Qatar. Las expectativas de precio, que partían de los 400 millones, se han moderado.

El consejo de administración, presidido por Marta Álvarez, conoció ayer la identidad y los detalles de las dos propuestas finalistas. Y dio luz verde a culminar la venta, con uno de estos dos posibles compradores. El Corte Inglés indicó a CincoDías que aún “no hay tomada una decisión sobre quién es el ganador de la puja”.

La desinversión de Iecisa será un hito más en la hoja de ruta que el grupo puso en marcha hace más de un año. Una vez finiquitadas las cuitas familiares y con el expresidente Dimas Gimeno ya fuera de las oficinas de la calle Hermosilla de Madrid, el grupo se estrenó en los mercados de capitales con su primera emisión de bonos, por 600 millones, para refinanciar su deuda, que ascendía a los 3.353 millones a cierre de 2018. El rating de esta emisión es de BB+, un escalón por debajo del grado de inversión.

Desde entonces, el grupo de distribución se ha marcado como objetivo mejorar su endeudamiento para alcanzar ese ansiado estatus por las agencias de calificación. Esta primavera vendió una participación mayoritaria en su cadena de ópticas, Opticas 2000, por 200 millones a la holandesa GrandVision. También ha acelerado la desinversión de su cartera de inmuebles, cuya valoración supera los 17.000 millones, según los cálculos de Tinsa. Recientemente se ha desprendido de centros como el de Macià de Barcelona, Colón en Valencia o los de La Vaguada, Princesa y Leganés en Madrid.

No obstante, El Corte Inglés se vio obligado a cancelar en septiembre la venta de un portfolio de 95 activos inmobiliarios, el llamado proyecto Green, ante la ausencia de interés en el mercado. En su lugar, anunció la puesta en marcha de una división inmobiliaria, para tratar de maximizar el rendimiento obtenido por sus inmuebles. El fracaso de la gran desinversión proyectada para 2019 ha acelerado la venta de otros activos, como el negocio de informática.

Más allá del interés de El Corte Inglés por desprenderse de Iecisa para aligerar deuda, fuentes del sector tecnológico indican que su filial informática “no atraviesa su mejor momento”. Según el ranking de Computing sobre las empresas tecnológicas españolas con mayor peso en el mercado nacional, Iecisa ha perdido posiciones y ocupa hoy el puesto 17 de un total de 50. La firma logró una facturación en el ejercicio fiscal 2018 (acabado en febrero de 2019) de 703 millones, un 4,7% menos que en el ejercicio anterior.

Los dos posibles compradores

  • GFI. La compañía francesa, controlada por el grupo de Catar Mannai Corporation, está creciendo rápidamente a través de adquisiciones. En España, donde está presente desde 1998, ya compró a finales de 2016 otra consultora tecnológica, Efron Consulting, para crecer en el mercado español y latinoamericano. La adquisición de Iecisa, con una plantilla de unos 2.100 profesionales, le permitiría crecer justamente en estas geografías, además de en EE UU.
  • HIG. El fondo de capital riesgo dirigido en España por Jaime Bergel puede volver al mercado español año y medio después de su última operación. Esta fue la toma de un 66% del fabricante de la conocida ginebra rosa Puerto de Indias. En este tiempo el fondo también ha fracasado con la venta de Compañía del Trópico, que en 2018 decidió retener en cartera hasta que aflojase la crisis del sector.
Normas
Entra en El País para participar