Autónomos y pymes: ¿lleváis correctamente los libros de registro?

Los libros de registro recogen las operaciones contables de los negocios. Es un documento para Hacienda. Pero también sirven para conocer más en profundidad el estado real de nuestra actividad.

libros de registro autónomos

Las pymes y los autónomos presentan a Hacienda los libros de registro, en los que se detallan las operaciones contables que realizan. Estas anotaciones se pueden realizar en libros de carácter físico o también de manera electrónica. Los libros de registro son una herramienta de transparencia para conocer las cuentas de cada empresa y, además sirve a las empresas para conocer su situación financiera, así como poder analizar los problemas económicos y poder rectificar a tiempo.

Libros electrónicos

Las empresas pueden llevar sus libros de registro de manera electrónica. Para ello lo pueden hacer a través de la Sede Electrónica. Hay una orden que establece si se trata de servicios web basados en el intercambio de mensajes de formato XML deben tener un número máximo de 10.000 registros por cada envío y será necesario utilizar el certificado electrónico para realizarlo. Si los servicios son mediante el formulario web los registros serán de forma individual y habrá que utilizar también la clave PIN.

Consejos para llevar correctamente los libros de registro

Si hay algún error en los libros de registro el empresario deberá informar de las rectificaciones pertinentes con una clave específica, en el caso de que se estén llevando de forma telemática.

Por el contrario, si los libros de registro no se llevan a través de la sede electrónica, el empresario lo que deberá realizar es un asiento o grupo de asientos único una vez acabe el periodo de liquidación correspondiente. En estos asientos hay que especificar que se trata de una rectificación de manera que también se pueda ver cuál es el impuesto devengado correspondiente y soportado.

Nunca podrá haber espacios en blanco. Y debe mantenerse un escrupuloso orden de fechas e las operaciones. Tampoco pueden contener tachaduras. Si ha habido algún error, se anotará la subsanación en el siguienes espacio disponible, y en el mismo momento en que nos percatemos del mismo.

Importante recordar también que en los libros de registro deberá figurar la información referente a las operaciones intracomunitarias que se hayan realizado. Por último, en la Orden que regula la llevanza de estos libros, se recoge que si se trata de bienes de inversión y la rectificación se debe a la regulación de las deducciones, se deben anotar junto a la anotación del bien al que se refieran en el propio Libro de Registro de bienes de inversión.

Normas