Fútbol

La CNMC rechaza por quinta vez el pliego de venta de los derechos de la Supercopa

La Real Federación Española de Fútbol anuncia que este torneo se celebrará en Arabia Saudí

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol.
Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol. Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa

Las próximas tres ediciones de la Supercopa de España, torneo organizado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), se celebrarán en Arabia Saudí. Así lo ha confirmado hoy el ente federativo que preside Luis Rubiales, que estrenará tanto sede como nuevo formato, en el que tomarán parte cuatro equipos: Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid y Valencia.

Estos se verán las caras durante los días 8 al 12 del próximo mes de enero tras un lucrativo acuerdo con las autoridades saudíes, que podría alcanzar los 40 millones de euros. A ello habrá que añadir los importes que genere la venta de los derechos audiovisuales del torneo, que la RFEF quiere subastar. Algo que, en cambio, se le empieza a enquistar.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha rechazado por quinta vez la propuesta de pliego trasladada por la RFEF para la comercialización de estos derechos tanto en España como en el mercado internacional. Según el organismo que preside José María Marín Quemada, el documento federativo "incumple aspectos de la normativa vigente fijada en el Real Decreto-ley 5/2015" sobre la explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional.

En concreto, la CNMC insta a la federación a modificar varios puntos. Uno de ellos, y que ya ha advertido en los informes anteriores, es que la ley no le da a la RFEF la facultad para encargarse de la producción de la señal, algo que esta se atribuye en su pliego de condiciones. Competencia le indica que debe ser el adjudicatario de los derechos el que decida cómo realiza dicha producción. "La norma solo le atribuye la función de establecer el patrón para la producción y realización de la grabación audiovisual, en el contexto del órgano de control de la gestión de los derechos audiovisuales, pero no la función de realizar la producción misma. El Real Decreto-ley dispone que la titularidad de los derechos audiovisuales corresponde a los clubes", explica el informe de la CNMC, que añade que para poder hacerlo debe llegar a un acuerdo con los equipos participantes para que se lo permitan.

Otro de los puntos que afea a la RFEF son sus condiciones para la explotación publicitaria por parte del adjudicatario. En concreto, la que señala que, cuando alguno de los anuncios que se emita antes del partido sea de marcas que puedan rivalizar con los patrocinadores de la Federación, la cadena de televisión esté obligada a situar dos espacios comerciales con marcas que no actúen en los mismos sectores que los sponsors federativos. Para la CNMC "estas condiciones suponen una limitación injustificada de la libertad de empresa y de la capacidad de rentabilizar económicamente los derechos por parte del adjudicatario, sin justificación objetiva alguna".

Con estos y otros motivos adicionales, la CNMC concluye que la propuesta de la RFEF no cumple con los requisitos del Real Decreto-ley 5/2015

Normas
Entra en El País para participar