Cabify y National Express emergen como grandes tenedoras de licencias VTC

Cinco grupos acumulan el 54% de las licencias

empresas con licencia VTC pulsa en la foto

Cabify y National Express Spanish Holdings se han lanzado por el mercado de las licencias VTC (vehículos de alquiler con conductor) y han emergido como dos de las grandes tenedoras de autorizaciones en España. Cabify lideraba junto a Uber el servicio que proporciona con su aplicación para intermediar entre los propietarios de licencias y los clientes, pero tras varias adquisiciones en los últimos meses ahora también controla en propiedad 2.600 autorizaciones.

Por su parte, el grupo de transporte National Express Spanish Holdings, conocido por ser la matriz de la compañía de autobuses Alsa, tiene participación en distintas sociedades que suman más de 1.100 licencias, lo que le permite escalar al tercer puesto de propietarios.

Según los datos proporcionados por el Ministerio de Fomento a Cinco Días, existen 1.564 propietarios (entre sociedades y personas físicas) que se reparten 15.863 autorizaciones (con los datos actualizados a principios de octubre). 

Precisamente, el sector se caracteriza por un complejo entramado empresarial. A la ingente cantidad de empresas tenedoras se le une una estructura de matrioska rusa: la mayoría de las sociedades tienen filiales que también poseen licencias VTC y, por encima de ellas, matrices que ostentan el control accionarial del grupo.

Haciendo una especie de árbol genealógico para llegar a la matriz dominante, según la información que ofrece Insight View, se detecta que tras los 1.564 propietarios afloran cinco grupos dominantes: Garment Investments (Moove Cars), Maxi Mobility Spain (Cabify), National Express Spanish Holdings (matriz de Alsa), Auro New Transport y Cibeles Comfort Cars. Entre los cinco grupos suman en torno al 54% de todas las licencias.

Cabify y National Express emergen como grandes tenedoras de licencias VTC

En lo alto del podio se sitúa el grupo Garment Investments, empresa matriz, entre otras, de Moove Cars y el fondo Ares Capital (la mayor empresa por volumen de licencias con 2.528). Sumadas todas las autorizaciones de las compañías en las que Garment tiene participación, el grupo acumula en torno al 19% del total, superando las 3.000 unidades. Además de licencias propias Moove dispone de plataforma para ofrecer los servicios de movilidad. El grupo ha acumulado una gran flota de vehículos propios y chóferes asalariados.

Por su parte, Maxi Mobility Spain, matriz de Cabify, ha evolucionado su modelo de negocio. Según fuentes de la empresa, está constituida como agencia de viajes en casi todas las comunidades en las que opera y su actividad se basa en la intermediación entre sociedades con licencias y clientes. Sin embargo, tras los cambios regulatorios de este año en la Comunidad Valenciana y en Cataluña, que obligan a contratar los servicios VTC con una antelación de 15 minutos, Cabify ha adaptado su modelo y ahora opera en estas regiones como una empresa tradicional del sector, prestando de manera directa el servicio. Según consta en el registro de Fomento tiene 2.600 licencias, por lo que controla el 16% de las autorizaciones totales, tras haberlas adquirido a grupos como Victor Ronda.

National Express Spanish Holdings es un actor tradicional en el transporte nacional. Según Fomento el grupo matriz controla más de 1.100 autorizaciones (el 7% del total). Fuentes de su filial Alsa explican que la empresa lleva prestando servicios de VTC desde hace más de 20 años y que la empresa solo explota directamente un centenar de ellas. Además, participa “accionarialmente” en sociedades con licencias VTC que se las ceden a Moove y Vector Ronda (Cabify).

Por su parte, Auro New Transport es una compañía liderada por el antiguo taxista José Antonio Parrondo junto a inversores de start ups procedentes de Hawkers y Tuenti. Inicialmente era uno de los grupos que más autorizaciones poseía, pero tras vender parte de ellas a Cabify, ahora cuenta con el 7% de las licencias.

En quinto lugar, Cibeles Comfort Cars es otra de las sociedades de Parrondo. Controla, a su vez, empresas que suman más de 700 licencias, en torno a un 5% del total. El resto de propietarios (entorno al 46%, hasta 1.564) está muy atomizado y es fruto del deseo de compra por los cinco principales grupos.

La mayoría de todas estas sociedades poseedoras de licencias, al carecer de una plataforma, ceden sus autorizaciones a Uber y Cabify para poder explotarlas. Ambas son las que canalizan el servicio final a través de su app.

1 VTC por cada 4 taxis

Se superan las 16.000 licencias. Según los últimos datos mensuales que aporta el Ministerio de Fomento, actualizados al 4 de noviembre, existen un total de 16.190 licencias de VTC en España frente a 63.602 taxis, lo que arroja una ratio de 1 vehículo de alquiler con conductor por cada 4 taxis.

Madrid acumula más de la mitad. En la distribución por comunidades autónomas, Madrid acumula el 51% de las licencias VTC concedidas en España con 8.329.

Cataluña pierde terreno. La comunidad autónoma catalana es la segunda en la que más licencias VTC hay disponibles (2.475) casi al mismo nivel que Andalucía, que se sitúa en tercer lugar con 2.464. La nueva regulación de Cataluña y Comunidad Valenciana ha provocado que algunas empresas decidieran retirar de allí sus servicios, como Uber. Precisamente, Cabify modificó su modelo de negocio y recientemente comunicó que solo en Barcelona cuenta con una flota de 800 vehículos frente a los 300 que tenía en marzo.

Normas