Tribunales

El juez abre una pieza secreta sobre contrataciones de Iberdrola a Villarejo

La justicia toma cartas en el asunto después de que se haya publicado que la energética contrató al excomisario para espiar a un magistrado

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en una de las juntas de accionistas de la eléctrica.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en una de las juntas de accionistas de la eléctrica.

El juez de la Audiencia Nacional que investiga al excomisario José Villarejo, Manuel García Castellón, ha abierto una pieza secreta dentro de la causa para investigar las contrataciones que hizo Iberdrola al expolicía. Según han informado a Efe fuentes jurídicas, la pieza sobre los servicios que Villarejo prestó a la empresa energética es la número 20 del caso, pero su carácter es aún secreto.

Su apertura se ha producido después de las últimas informaciones publicadas por el digital moncloa.com, que afirman que Iberdrola contrató a Villarejo para espiar a un juez, infiltrarse en plataformas contrarias a los intereses de la eléctrica, hostigar a miembros del comité de empresa de la central nuclear de Cofrentes o investigar a un accionista crítico con la gestión de la empresa.

Según este diario, el excomisario también recibió supuestamente varios encargos de la eléctrica para investigar a líderes políticos y vecinales, así como al expresidente de Endesa Manuel Pizarro. Los servicios que prestó el excomisario, añaden las informaciones reveladas, también implicaron la defensa de una central de Iberdrola en Arcos de la Frontera (Cádiz).

La compañía ha reconocido que dos investigaciones internas abiertas en noviembre de 2018 y otra en julio de 2019 concluyeron que se había contratado a Villarejo entre 2004 y 2017 para 17 servicios de tipo ordinario y propios de la Dirección de Seguridad Corporativa. Estas investigaciones concluyeron, según Iberdrola, que en el proceso de contratación y posterior pago de dichos trabajos se habían aplicado correctamente todos los controles y procedimientos internos de Iberdrola, presidida por Ignacio Sánchez Galán.

El pasado día 10, la energética anunció que había decidido abrir una "nueva y exhaustiva" investigación interna para tratar de esclarecer la veracidad de las últimas informaciones publicadas sobre Villarejo y si se ha incumplido el código ético de la compañía. Si en el marco de la investigación se demuestra que se han eludido los procedimientos de control de Iberdrola, la eléctrica subrayó en un comunicado que "adoptará todas las medidas necesarias de acuerdo con los procedimientos establecidos".

La compañía apuntó que los datos desvelados eran desconocidos para ella y que por ello llevaría a cabo un "análisis en profundidad" de los mismos. Además, recordó que desde la publicación de las primeras informaciones en las que se relacionaba a Iberdrola con Cenyt (una de las empresas que tenía Villarejo para sus trabajos de espionaje ilegales), ya ha llevado a cabo esas dos investigaciones internas de 2018 y 2019.

Normas