Mercados

Wall Street recibe en máximos la reunión a la Reserva Federal: qué se espera en la cita

La probabilidad de que rebaje los tipos es del 95%, según el mercado de futuros

El presidente de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, Jerome Powell.
El presidente de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, Jerome Powell. EFE

Con la temporada de resultados a pleno rendimiento y los progresos en las relaciones comerciales entre China y EE UU, los inversores dirigirán hoy la atención a las medidas de política monetaria de la Reserva Federal. El mercado aguarda a conocer las decisiones con los tres índices de referencia de Wall Street en máximos históricos o a punto de alcanzarlos. En las dos últimas reuniones, celebradas en julio y agosto, el banco central de EE UU acordó bajar los tipos de interés en 50 puntos básicos, hasta situarlos en el 1,75%-2%. La pregunta que muchos se plantean ahora es si este mes repetirá movimiento. Los futuros otorgan una probabilidad del 95% a que la Fed baje las tasas.

Bank of America se suma a esta idea y da por hecho que la Fed anunciará hoy el tercer recorte de 25 puntos básicos en lo que va de año. La clave para los expertos de la entidad estará en si mantiene abiertas “las opciones para recortes adicionales” así como el lenguaje del comunicado y el que emplee el presidente de la institución, Jerome Po­well, en la posterior rueda de prensa. “Si la Fed cambia su mensaje para señalar que cree que la actual política de tipos es apropiada y no indica que está supervisando datos de actividad, sería una sorpresa agresiva”, apuntan desde el banco. No obstante, los expertos no ven este como su escenario principal.

Menos concretos se muestran en Deutsche Bank, donde no especifican si habrá movimientos, pero defienden que la Fed recortará los tipos tres veces más en los dos próximos trimestres. “La mitad de los recortes implementados hasta la fecha han compensado la disminución en las estimaciones del tipo de interés neutral. Para impulsar el crecimiento y la inflación, la Fed necesita reducir las tasas por debajo del nivel neutral”, remarcan.

En contra de la opinión mayoritaria que cree que la economía de EE UU goza de una buena salud, Neil Dwane, estratega global de Allianz GI, se muestra mucho más pesimista y señala que una rebaja de los tipos en 25 puntos básicos no tendría efecto. “Ya es demasiado tarde, la bajada no funcionará. No creo que rebajar 25 puntos básicos suponga una gran diferencia en este punto, para ello, deberían de estar en cero”, sentencia. Dwane va un paso más allá y fija finales de 2020 como fecha en la que EE UU entrará en recesión.

Los expertos de Macroyield señalan que con una reducción de los riesgos políticos globales y la economía de EE UU mostrando signos de solidez “la Fed puede volver a dar señales de que puede no haber más recortes”. Desde la firma indican que el mercado descuenta una rebaja del precio del dinero hoy y anticipan la posibilidad de algo más en la cita de diciembre. “Por tercera ocasión consecutiva, el anuncio de la Fed puede provocar cierta decepción en los inversores”, remarcan. “Parece probable que Powell afirme que se trata de un ajuste monetario de mitad de ciclo y que puede ser el momento de esperar a ver el impacto de las rebajas”, añaden.

Dave Lafferty, jefe de estrategia de mercado de Natixis IM, apunta que la Fed tendrá que recortar tipos no porque esté justificado, sino porque sería demasiado doloroso decepcionar al mercado. No obstante, Powell ha reiterado a lo largo de su mandato la independencia de la institución y que actuará en función de la economía y no de las expectativas o exigencias ya sea de los inversores o del mismo presidente de EE UU, que le ha acusado de frenar el crecimiento.

Mnuchin abre la puerta a flexibilizar la regulación bancaria

La Fed no es la única que está dispuesta a ayudar al mercado. El secretario del Tesoro de EE UU, Steve Mnuchin, afirmó que “están abiertos” a flexibilizar la regulación bancaria para aliviar las posibles crisis de liquidez en los mercados financieros a corto plazo.

A mediados de octubre Powell señaló que empezará a comprar letras del Tesoro por importe de 60.000 millones al mes para garantizar las reservas bancarias. El objetivo es que estas adquisiciones se mantengan hasta el segundo trimestre de 2020. En paralelo, anunció que seguirá recurriendo a las subasta de repo para aliviar las tensiones de liquidez a corto plazo.

Normas
Entra en El País para participar