Banca

Boston Consulting: La banca española debe apostar por el negocio fuera de balance

Cree que esta transformación permitirá mejorar la rentabilidad

Andrea Enria, presidente del MUS
Andrea Enria, presidente del MUS

La banca está en pleno proceso de reinvención. La crisis financiera fue el principio de la pérdida de un protagonismo que había arrastrado durante décadas. Pero tras superar la crisis, la política del Banco Central Europeo (BCE) de mantener los tipos de interés al 0%, o incluso en negativo durante varios años ha provocado que las entidades financieras europeas tengan que incidir en su reinvención, coinciden todos los expertos. La cada vez mayor competencia de las fintech y neobancos también influyen en su proceso de transformación.

El informe Global Retail Banking 2019, de Boston Consulting Group (BCG), mantiene que la banca minorista debe desarrollar nuevas capacidades para seguir siendo relevante. Pese a ello, asegura que si bien existe una clara tendencia hacia un modelo digital, “las interacciones humanas siguen siendo muy importantes para muchos clientes”.

De hecho, explica que dado que las decisiones financieras pueden ser complejas, de alto valor y emocionalmente sensibles, “muchos clientes bancarios aún valoran los consejos cara a cara de expertos de entidades bancarias”. Esto significa que las sucursales seguirán siendo un canal importante, particularmente en algunas áreas geográficas, pero desempeñarán un papel distinto en el universo omnicanal en evolución. Además, la banca está explorando otros medios innovadores de interacción (como el video, el chat o los asistentes virtuales).

“El desafío para los bancos tradicionales”, destaca Thorsten Brackert, socio de BCG y coautor del informe, “es transformar el modelo de relación tradicional hacia el entorno digital mientras continúa creando confianza y credibilidad, encontrando al mismo tiempo nuevas formas de interactuar virtualmente con los clientes y mantener esa lealtad”.

Frente al cambio en el comportamiento de los consumidores, “que presencian cómo los gigantes tecnológicos, las fintechs y los neobancos compiten por el mercado, los bancos minoristas tradicionales deben actuar para asegurar su crecimiento, explica el análisis.

El informe asegura que los bancos se enfrentan a una nueva lucha por la relevancia y la escala, relevancia que alude a la capacidad de ofrecer soluciones bancarias en todos los canales, y escala basada en el número de clientes que los bancos pueden mantener frente a la competencia no tradicional.

De esta forma, los bancos se enfrentan a un doble desafío al competir contra su competencia tradicional y contra los nuevos players. Para ganar en el nuevo entorno, se requerirán nuevas habilidades además de las capacidades bancarias tradicionales. Las nuevas capacidades críticas incluirán mejorar la personalización y la experiencia del cliente, ampliar el alcance y adoptar un modelo de open banking.

En el caso de la banca española, y ante los bajos tipos de interés que imperarán durante varios años, Jorge Colado, socio de BCG en España que ha participado en la elaboración del informe, señala que una de las asignaturas pendientes del sector es lograr aumentar más su negocio fuera de balance. Considera que se debe impulsar la actividad de los fondos de inversión, los seguros o el negocio de tarjetas, entre otros.

Considera que conseguir alrededor de un 25% de los ingresos por esta vía sería lo idóneo. Entre los grandes solo CaixaBank supera este porcentaje, al sumar alrededor del 27%. Cree que solo con reducir costes con el cierre de oficinas no se logra mejorar la rentabilidad de las entidades, que no cubren el coste del capital. Con aumentar el negocio fuera de balance podría conseguirse rentabilidades superiores al 8%, mantiene.

El informe concluye que la banca minorista se está alejando de la integración vertical y está yendo a una estructura industrial basada en plataformas. Para los bancos tradicionales, el cambio a esta estructura conllevará ventajas propias de las cadenas de valor integradas, ya que las diferentes economías de escala impulsan la aparición de nuevos modelos de negocio, reza el análisis. 

Crecimiento del 4,2% del negocio hasta 2025

Ingresos. Se espera que los ingresos de la banca minorista a nivel mundial aumenten a una tasa anual del 4,2% hasta 2025, alcanzando los 2.900 billones de dólares. Los mercados emergentes liderarán esta expansión.

Cuatro modelos. Boston Consulting Group ofrece cuatro modelos de transformación para la banca. Los digitalizados de servicio completo. Esta opción exige que los bancos inviertan mucho en digitalizarse. Open banking: estos bancos construyen y distribuyen sus productos a sus bases de clientes al mismo tiempo que amplían su alcance, utilizando aliados. Los ecosistemas, modelo que precisa una integración perfecta entre los socios y la capacidad de recopilar y compartir datos de múltiples fuentes para proporcionar valor al cliente, tanto dentro como fuera de la banca. Motores de producto: en este modelo los bancos se reenfocan para ser fabricantes de los mejores productos que se distribuyen a través de canales de terceros.

Normas
Entra en El País para participar