Bank of America y Citigroup sacan partido de la volatilidad

Competir con Goldman, Morgan Stanley y JP Morgan requerirá más de un par de trimestres potentes

Cartel de la calle Wall Street, en Nueva York.
Cartel de la calle Wall Street, en Nueva York.

Ser el más grande no siempre es lo mejor, como se les está recordando a Goldman Sachs y Morgan Stanley. Sus ingresos de banca de inversión y trading han caído un 7% y un 10% respectivamente en los primeros nueve meses de año con respecto al mismo periodo de 2018, más que los de sus rivales. Y eso no incluye el gran mordisco que sufrieron los ingresos de Goldman por sus inversiones en otras firmas. Mientras, dos actores habitualmente secundarios están sacando partido a la volatilidad.

Bank of America se mantuvo el primero en suscripción de acciones, un negocio que está en un nivel de emisiones mínimo en siete años. En enero-septiembre, los ingresos por comisiones por colocaciones de BofA subieron casi un 3% interanual, mientras que cayeron en sus cuatro grandes rivales. BofA también tuvo el mayor aumento de ingresos por fusiones (25%), gracias en gran parte al verano.

Y Citigroup registró un aumento de casi el 8% en los ingresos por suscripciones de deuda en enero-septiembre, mientras que el trading de renta fija creció casi el 3%. En ambos casos, superó por poco al mayor actor de este negocio, JP Morgan, aunque este registró el mejor rendimiento en el tercer trimestre, con un 22% más de ingresos. Citi también fue el único en su grupo de iguales que registró un aumento en los ingresos combinados de suscripción, asesoría y trading en lo que va de año.

Goldman Sachs fue el mejor parado en trading de acciones, cuyos ingresos cayeron el 6%, mientras que el resto sufrió caídas de dos dígitos. Morgan Stanley sigue siendo el líder del mercado.

Puede que el rato de gloria de BofA y Citi no dure mucho. Con 21.000 millones de dólares en nueve meses, la banca de inversión de JP Morgan obtiene un tercio más de ingresos que sus competidores. James Gorman ha convertido Morgan Stanley en una empresa fuerte tanto en gestión de patrimonio como en gestión de inversiones, ayudando al banco a lograr unos ingresos de 10.000 millones de dólares en cinco de los últimos siete trimestres. Competir con estos dos y Goldman por los primeros puestos requerirá más de un par de trimestres potentes.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías