Los directivos mejor pagados están en Madrid y trabajan en banca

Los mayores salarios se encuentran en la capital y la Ciudad Condal, y los más bajos están en Bilbao

En un contexto de constante transformación del trabajo, las empresas no tienen más remedio que estar al tanto de todo lo que demandan el mercado y los profesionales, tanto a nivel competencial como salarial. Ante este panorama, Spring Professional, la firma especializada en selección de ejecutivos, mandos intermedios y directivos del Grupo Adecco, presentó este martes la Guía del mercado laboral y salarial de 2019, en la que se estudian, entre otros, la remuneración de las posiciones más demandadas, así como sus competencias.

El documento, explicó Alexandra Andrade, directora nacional de Spring Professional, analiza 420 posiciones procedentes de 14 de los sectores económicos más importantes del país. Además, recoge las diferencias en términos de salario que encuentran perfiles de la misma categoría que trabajan en distintas regiones, tales como Madrid y Barcelona –donde están las mayores remuneraciones–, Valencia y Sevilla, que se mueven a la par, y Bilbao, el centro económico analizado en el que peor se paga. También refleja la gran brecha que hay entre los altos directivos, que pueden llegar a cobrar de 300.000 a 500.000 euros anuales en los casos más llamativos, y los empleados rasos: el sueldo medio en España, según el INE, se situó en los 1.992 euros mensuales en el segundo trimestre del año.

Con todo, son los altos directivos del sector bancario los que reciben las mayores remuneraciones, que oscilan, a grandes rasgos, entre los 180.000 y los 300.000 euros brutos anuales para alguien con una experiencia ya consolidada. Sin embargo, aquí la diferencia entre zonas es también notable. Un director de banca de inversión internacional, por ejemplo, se mueve entre los 265.000 y los 300.000 euros en Madrid y Barcelona, pero solo recibe entre 240.000 y 260.000 euros en Sevilla. Otro caso significativo es el del director de banca privada internacional, una de las categorías mejor remuneradas. En Madrid oscila entre los 260.000 y los 300.000 euros, en Barcelona lo hace entre los 255.000 y los 295.000 euros y en Valencia y Bilbao bascula entre los 200.000 y los 250.000 euros al año.

El de las finanzas es otro de los sectores mejor posicionados en cuanto a salario, aunque también tiene grandes brechas entre regiones. Un socio financiero en Madrid gana entre los 200.000 y los 300.000 euros, mientras que en Bilbao se mueve solo entre los 80.000 y los 90.000 euros. “En la mayoría de las posiciones financieras hemos apreciado un crecimiento en términos salariales de entorno a un 2% respecto al ejercicio anterior”, detalló Andrade.

El salario, sin embargo, no siempre está relacionado con la demanda. En banca, mientras que el perfil más cotizado es el director de banca de inversión internacional (hasta 300.000 euros), el más buscado es el asociado de banca de inversión (hasta 110.000 euros). Lo mismo sucede en el mundo financiero. El mejor pagado es el director financiero, con hasta 170.000 euros, mientras que el más solicitado es el director de contabilidad e impuestos, con un salario de 100.000 euros menos.

Fuera de los círculos de banca y finanzas, y aunque la mayor parte de los altos perfiles analizados no baja de los 100.000 euros brutos anuales, las remuneraciones caen en picado. Los ejecutivos corporativos de recursos humanos llegan a los 140.000 euros en Madrid y a los 130.000 en Barcelona. Un director comercial en el sector salud puede alcanzar los 150.000 en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. Un director industrial se mueve entre los 110.000 y los 150.000 en la capital y en la Ciudad Condal. Por su parte, los socios de un despacho de abogados conforman la categoría con más contraste interno. En Bilbao estos perfiles se mueven entre 140.000 y 180.000 euros, en Valencia y Sevilla fluctúan entre 110.000 y 190.000 y, en Barcelona y Madrid, la diferencia va de los 100.000 al medio millón de euros.

Estas remuneraciones, justifican desde la firma, están en buena parte vinculadas a las exigencias que las compañías demandan a sus seleccionados, tanto a día de hoy como en el corto y medio plazo. El director de transformación en Adecco, Alberto Moreno, recordó que lo que más se valorará “en los líderes del futuro es la empatía con la plantilla, la comunicación, el pensamiento estratégico, la escucha, el pensamiento analítico y la transparencia. Todos estos perfiles, además de desenvolverse en sus campos, tendrán que contar con estas habilidades”.

Normas