Funcas descarta otra recesión pero alerta de un “fin de ciclo” económico

Rebaja en tres décimas la previsión de crecimiento de 2019, hasta el 1,9%, y en medio punto la de 2020, al 1,5%, al constatar que la desaceleración se agrava

ciclo económico pulsa en la foto

La desaceleración de la economía española se agrava dando fin a un ciclo de claro crecimiento. Así lo ha constatado este miércoles la fundación de estudios económicos de las cajas de ahorro, Funcas, que ha rebajado su previsión de crecimiento de este año en tres décimas hasta el 1,9%.

De esta rebaja, dos décimas corresponden al recálculo a la baja del tamaño del PIB de 2018 que acaba de realizar el Instituto Nacional de Estadística (INE), que también estimó que la economía española creció menos de lo esperado en el arranque del año.

La otra décima de rebaja adicional, sin embargo, se debe a un agravamiento de la desaceleración de la economía española en un entorno de frenazo en la mundial, con la particularidad de que el sector exterior se está recuperando pero la demanda interna cae.

Funcas advierte además de que "la desaceleración se prolongará en 2020, año en el que el PIB crecerá un 1,5%, cinco décimas menos de lo esperado anteriormente". En esta línea, sus analistas asumen que la reducción del déficit y el paro se verán frenadas.

En concreto, Funcas asume que el agujero fiscal será del 2,4% a cierre de este año, frente al 2,5% de 2018, lo que supondría incumplir el objetivo oficial del 1,8% y el del 2% que se ha marcado el Gobierno actual. A partir de ahí, según Funcas, el déficit subiría al 2,5% en 2020 y del 2,2% en 2021, bajo la hipótesis de que el próximo año habrá una nueva prórroga presupuestaria pero también un alza de las pensiones y del sueldo de los funcionarios, por ejemplo.

Esta situación impedirá seguir rebajando la deuda pública y reducirá el incremento del empleo a un ritmo que bajará del 2,2% interanual este año a la mitad el próximo, el 1,1%, y el 1,5% en 2021, lo que supone que en los próximos dos años se crearán medio millón de empleos, la mitad que en 2018, por ejemplo. De esta forma, el paro pasará de superar el 14% este año al 13% en 2020 y el 12,2% en 2021.

La revisión supone un mazazo a las perspectivas económicas de España en un momento en que el Gobierno, que aún estima que el PIB crecerá un 2,2% este año, debe revisar su cuadro macroeconómico para enviarlo a Bruselas el martes junto con el plan presupuestario de 2020.

Con todo, Funcas descarta que España se aboque a una nueva recesión. "Los datos apuntan a un crecimiento significativamente menor de la actividad y el empleo en los próximos trimestres pero no apuntan a una recesión", ha dejado claro el director general de Funcas, Carlos Ocaña.

"Hay riesgos importantes, principalmente externos como un Brexit desordenado, o un recrudecimiento de las guerras comerciales en marcha en algunas partes del mundo, pero lo que indican los datos es un final de ciclo, no una recesión", ha agregado.

"Por ser más específico lo que quiero señalar es que la economía española no está en una situación comparable a la de hace 10 años. Los fundamentos son mejores. Los desequilibrios financieros que lastraron a a la economía en la crisis no existen ahora o son más reducidos. La deuda empresarial por ejemplo es menor y da más resistencia a la economía española, y el sistema financiero que está ahora más saneado y menos expuesto al ladrillo de lo que estuvo", ha matizado Ocaña.

"Dicho esto estamos claramente en final de ciclo pero los datos no apuntan a una recesión pero la parálisis de la política económica, la incertidumbre y la ausencia de medidas económicas está suponiendo un coste para la economía española", ha advertido, subrayando la gravedad de la caída del consumo interno, el componente más importante del PIB (aporta el 60%).

A partir de ahí, Funcas detecta riesgos que podría agravar la evolución como un endurecimiento de las guerras comerciales (que están a punto de impactar a España con nuevos aranceles sobre productos agroalimentarios); un posible Brexit desordenado, en el que solo la quiebra de la compañía de viajes Thomas Cook ha restado ya unas centésimas al PIB español; o posibles tensiones geopolíticas en Oriente Medio que acaben encareciendo el precio del petróleo.

Entre las oportunidades potenciales para corregir al alza las cifras estaría que la repetición electoral del 10 de noviembre permita la formación de un Gobierno sólido para toda la legislatura que ponga en marcha reformas estructurales de la economía, ha expuesto Ocaña, admitiendo que este momento de incertidumbre es especialmente delicado para hacer previsiones precisas.

Normas