Eventos: cómo reinventar el sector turístico

Las celebraciones deportivas y musicales pueden ayudar a compensar la caída de

viajeros

La banda colombiana Morat, durante el Arenal Sound Festival, en agosto en Burriana (Castellón).
La banda colombiana Morat, durante el Arenal Sound Festival, en agosto en Burriana (Castellón).

Ahora que diferentes voces comienzan a alertar de un parón en la economía española, son necesarias ideas e iniciativas para revertir esa situación. Si queremos que nuestra economía crezca y lo haga de forma sostenible, tendremos que reinventar algunos aspectos de la actividad económica.

Como sabemos, la industria turística, que en 2018 representó el 14,6% del PIB y cuya contribución a la economía ascendió a 178.000 millones de euros, es uno de los pilares más sólidos de nuestra economía. Los más de 82 millones de turistas que recibimos el año pasado tuvieron mucho que ver en esas cifras y en el hecho de nuestro país se situara en la tercera posición del ranking de países receptores de turistas, solo superada por Francia y EE UU.

Es indiscutible que la calidad de la oferta turística ha mejorado en los últimos años, pero también lo es que el crecimiento experimentado por esta industria ha estado propiciado, según datos de Turespaña y Exceltur (2018), en buena medida porque nuestros principales competidores atravesaban situaciones de conflicto o no podían garantizar la plena seguridad de sus visitantes. Estaba claro que esa dinámica se frenaría cuando la paz volviera a dichos destinos. Y así empieza a suceder.

El pasado julio, los turoperadores empezaron a alertar de la caída de las reservas de hotel para este verano. Todavía no disponemos de los datos oficiales, pero seguro que confirman lo que la industria ya preveía. Y aunque esta situación no sorprenda a nadie debemos impulsar el atractivo de España como destino turístico y acrecentar nuestras fortalezas. Y hay un segmento en el que prácticamente no tenemos competencia: el turismo musical y deportivo, gracias a la gran variedad de festivales, grandes giras de artistas internacionales que pasan por el país, la notoriedad de LaLiga y la elección de llevar a España eventos de calibre internacional como la Euroliga o la Copa Davis de tenis. En nuestra opinión, potenciar este tipo de eventos ligados al turismo puede ser una fuente potencial de ingresos a medio plazo que refuerce el círculo virtuoso del turismo español.

En el segundo trimestre de este año, España ha superado a EE UU como destino de turistas que vienen a disfrutar de eventos en vivo, según nuestros datos. Solo nos supera Reino Unido. Son varios los factores que propician este tirón: el enorme peso de los equipos de fútbol españoles en la escena internacional, el alto nivel de las competiciones deportivas que se celebran en España y la calidad de los carteles y la organización de los festivales de música que tienen lugar en la época estival a lo largo y ancho de nuestra geografía.

De media, estos turistas realizan un gasto de 430 euros. Si utilizáramos como ejemplo el aforo de un lugar tan emblemático como el WiZink Center de Madrid, el resultado es que un concierto puede suponer para la economía local una inversión de 7,5 millones.

Siempre en el ámbito musical, quizá uno de los máximos exponentes sea el impacto económico del Sónar en la ciudad de Barcelona, que ascendió a 124 millones de euros, con aproximadamente un 50% de asistentes procedentes del extranjero. Tomando este festival como referencia, podemos y debemos diseñar estrategias para atraer más turistas de alto poder adquisitivo a los eventos musicales y deportivos que se celebran en cada rincón de nuestra geografía.

Es cierto que grandes marcas deportivas como Real Madrid, Fútbol Club Barcelona, Atlético de Madrid o casi cualquier equipo de LaLiga facilitan la labor de atraer aficionados de otros países, pero también ayudan fenómenos musicales como Rosalía, que se ha convertido en una de las grandes estrellas de la música internacional y en una de las mayores embajadoras de la música española.

España reúne todos los requisitos para liderar el turismo mundial de eventos deportivos y musicales. No solo es sol y playa, también es cultura, espectáculo, emoción y pasión. Sería recomendable que todos los actores, públicos y privados, se unieran para promocionar una actividad que cada vez tiene más impacto en la economía española, en la que prácticamente no tenemos competencia, y que se puede convertir en un buen complemento a la actividad turística general para compensar la caída de viajeros que han cambiado de destino.

Una muestra de su potencial es que solo en dos años, de 2016 a 2018, las ventas de entradas para asistir a estos acontecimientos se han incrementado un 52%. El esfuerzo merece la pena.

Andrés San José Gutiérrez es country manager Spain de StubHub