Mercado inmobiliario

Las tasaciones hipotecarias de viviendas se estancan en la primera mitad del año

Aumentan apenas un 0,5% frente al 10,5% de 2018 debido a la ralentización económica y la incertidumbre de la nueva ley hipotecaria

Paloma Arnaiz, secretaria general de la AEV.
Paloma Arnaiz, secretaria general de la AEV.

Los signos de que el mercado residencial se adentra en una fase de estabilización se multiplican conforme avanza el 2019. Precios, compraventas e hipotecas aumentan este año, pero a un ritmo mucho más moderado que en ejercicios anteriores, una evolución que también se refleja en las tasaciones hipotecarias de vivienda, que se han estancando en lo que va de año.

Según los datos que publica hoy la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV), estas valoraciones realizadas sobre casas para constituir sobre ellas un crédito hipotecario aumentaron apenas un 0,5% en los primeros seis meses del año, muy lejos del repunte del 10,5% de ese mismo periodo de 2018, y todavía más de los que se dieron entre 2014 y 2017, cercanos al 20%.

“Los datos confirman la ralentización del mercado que ya adelantaban los últimos datos de transacciones”, sostiene Paloma Arnaiz, la secretaria general de la AEV –que reúne a las 22 mayores tasadoras del país–. Una moderación que Arnaiz achaca a la previsión de “un empeoramiento de la coyuntura económica” y a la “incertidumbre” que se dio en el mercado tras la aprobación de la ley hipotecaria a mediados de junio, que “desplazó” algunas de las operaciones al mes siguiente. En efecto, según el INE, ese mes las compraventas cayeron un 14% para después recuperarse en julio con un alza del 17%.

Si se atiende al total de tasaciones (que incluyen todo tipo de usos además de para hipotecas sobre vivienda), estas cayeron entre enero y junio un 11%, una bajada mucho mayor que la registrada en el primer semestre del 2018 (-2,7%) y que contrasta que las alzas superiores al 20% de los tres años previos. En este caso, Arnaiz explica que el descenso viene dado por el “saneamiento de los balances de los bancos, quienes, mediante la venta de carteras, se liberan de la necesidad de seguir retasando estos inmuebles periódicamente”.

Descienden, además, las tasaciones sobre edificios de obra nueva (un -2,6% hasta los 2.780 inmuebles), frente al “incremento muy relevante” de aquellas hechas sobre proyectos de rehabilitación (un 19,6%, hasta los 275), una “nota positiva”, según Arnaiz, que adelanta la “tendencia del futuro del mercado residencial”, que estará cada vez más enfocado a la adecuación del parque existente a las necesidades demográficas y de eficiencia energética.

Bajan en la mitad de autonomías


Caen un 14% en Cataluña. Las tasaciones de vivienda (que incluyen tanto las hipotecarias como aquellas para otras finalidades) bajaron un 4,8% entre enero y junio de este año frente al aumento del 3,6% del 2018. Las valoraciones descienden en la mitad de comunidades y registran las bajadas más pronunciadas en Canarias (-18%), La Rioja (-15%), Cataluña y Baleares (-14% ambas).

Normas