La subida salarial pactada se mantiene en el 2,3%, en máximos de 2011

Casi 900.000 asalariados tienen alzas retributivas del 6% de media, mientras que 2,3 millones acuerdan aumentos inferiores al 1,5%

La subida salarial pactada se mantiene en el 2,3%, en máximos de 2011 Pulsar para ampliar el gráfico

Los convenios colectivos firmados por 8,5 millones de trabajadores hasta el pasado 31 de agosto recogen un incremento salarial pactado medio del 2,3%, al igual que lo acordado un mes antes. Se trata del aumento de sueldos más alto de los acordados en la negociación colectiva desde el año 2011. Aquel año, tras aplicar las cláusulas de revisión salarial que garantizan que los sueldos no pierdan poder adquisitivo, los sueldos subieron lo mismo que en la actualidad (2,3%). Aunque la crisis ya había empezado a hacer mella en la economía en 2008, los sueldos pactados subieron una media del 3,6% ese año y no fue hasta 2012 cuando la contención salarial empezó a notarse con mayor intensidad.

Así lo indican los últimos datos estadísticos de convenios colectivos facilitados ayer por el Ministerio de Trabajo. Estas cifras reflejan también que son los convenios que se firman en el seno de cada empresa los que recogen las subidas salariales más bajas (un 1,9% de media) frente a los convenios sectoriales de ámbito superior (nacional, autonómico o provincial), con alzas medias superiores, del 2,31%.

Son precisamente estos últimos convenios los que afectan a un mayor número de trabajadores (7,9 millones de asalariados hasta finales de agosto), mientras que los acuerdos de empresa recogieron las condiciones laborales de 536.000 trabajadores. Si bien, dentro de los convenios de ámbito superior a la empresa, fueron los de carácter nacional –que afectan a tres millones de personas en toda España– los que registraron una mayor alza retributiva, rozando el 3%.

Estos datos indican que los negociadores de los convenios (empresarios y representantes de los trabajadores) están cumpliendo con lo pactado por las cúpulas patronales y sindicales, en el Acuerdo de Negociación Colectiva (2018-2020) que recogía un incremento salarial general del 2% y superior allí donde lo permitiera la productividad.

Esto último es lo que está ocurriendo en algunos sectores como la educación, donde casi los 300.000 trabajadores que ya han firmado sus condiciones para este año han experimentado un aumento de sueldo medio de casi el 5,8%. O los trabajadores de la sanidad, los servicios sociales, los de actividades artísticas y de ocio o los de la administración pública y defensa, todos ellos con subidas de sueldo superiores al 3,5%.

Es más, además de los trabajadores de los sectores mencionados, los datos conocidos ayer apuntan a la existencia de casi 900.000 asalariados que han experimentado un incremento salarial medio del 6%.

Por el contrario, hay otros 2,3 millones de trabajadores cuyas mejoras retributivas no llegan al 1,5% este año. En el entorno de este umbral se encuentran los más de 208.000 profesionales y trabajadores de actividades científicas y técnicas, que a pesar de su especialización están experimentando los menores avances salariales este año.

Esta evolución de los sueldos pactados se corresponde con los datos conocidos también ayer del coste laboral armonizado por hora trabajada, que avanzó un 3,1% interanual en el segundo trimestre del año, según las cifras corregidas de efectos de calendario y de estacionalidad. Es la tasa más elevada desde finales de 2013.

Si bien, desglosando este indicador se observa que el coste exclusivamente salarial (sin cotizaciones, pagas extra, atrasos, indemnizaciones por despido o formación) avanzó un 2,8% en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, en línea con el comportamiento de lo acordado en los convenios. Mientras que los citados costes extrasalariales avanzaron un 4,1% en este segundo trimestre.

Todos estos escenarios indican que los trabajadores asalariados estarían ganando poder adquisitivo este año. Si se tiene en cuenta que la inflación media en lo que va de año se acerca al 0,9%, dicha ganancia de poder de compra de los 8,5 millones de asalariados con su convenio pactado asciende a 1,4 puntos.

Más 'descuelgues'

La ley permite a las empresas en crisis negociar con los representantes de los trabajadores una inaplicación del convenio colectivo de referencia –por lo general se deja de aplicar lo pactado en materia de subida salarial–. Es lo que en la jerga laboral se conoce como ‘descuelgues’ de los convenios. Los datos estadísticos hasta finales de agosto también reflejan cierto empeoramiento de la marcha de las empresas, ya que estas inaplicaciones han aumentado en este periodo un 22% hasta sumar 15.197 descuelgues, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Normas