Las matriculaciones se derrumban un 31% por la nueva norma de emisiones

La entrada en vigor del test WLTP en septiembre del año pasado provocó un gran aumento de ventas en el octavo mes de 2018

Matriculaciones pulsa en la foto

Agosto cumplió con los pronósticos y las matriculaciones de turismos se derrumbaron un 30,8% respecto al mismo mes de 2018, según datos de Anfac, la Asociación Nacional de Fabricantes de Coches y Camiones, hasta un total de 74.490 unidades. Esta caída se explica por el gran aumento de las ventas que vivió el sector en agosto del año pasado, cuando las matriculaciones se habían incrementado un 48% por la entrada en vigor de la norma de emisiones WLTP al mes siguiente, en septiembre de 2018. Este año, las ventas de automóviles acumulan un retroceso del 9,2%, con 883.649 vehículos.

De esta forma, el motor suma cuatro meses de retrocesos en España desde abril, cuando subió un modesto 2,6%, y acumula caídas en 11 de los últimos 12 meses. La debacle del sector comenzó en septiembre del año pasado, cuando, por el nuevo test de emisiones, las matriculaciones cayeron un 17%. Ese efecto, explicaron los fabricantes, tendría que haber durado unos meses, pero con el paso del tiempo el sector empezó a achacar el desplome a la incertidumbre de los consumidores que no saben qué vehículo adquirir.

“Las caídas de las matriculaciones están yendo en línea con la tendencia que lleva experimentando el mercado en el conjunto del año. Si se elimina el efecto WLTP de las matriculaciones de agosto de 2018 y se compara con los datos del mes pasado, seguimos viendo una fuerte caída en el canal de particulares, de más de un 10% mientras las empresas se mantienen en positivo. Aun así, el volumen de entregas es similar al registrado en 2017 y superior a los años anteriores en el mismo mes", han explicado en la patronal de fabricantes. Por otra parte, la asociación ha señalado que esperan que en el último cuatrimestre haya tasas de crecimiento, "por el efecto comparación, pero el mercado seguirá registrando una importante debilidad en las comercializaciones, sobre todo a los particulares".

Las ventas a particulares son las que menos cayeron en agosto, con un retroceso del 27,5% (con 41.657 unidades), mientras que las efectuadas a alquiladores se desplomaron un 36% (apenas se comercializaron 4.161 vehículos). Por su parte, las matriculaciones en el canal de empresa disminuyeron un 34,4%, con 28.672 unidades.

Por su parte, en Faconauto, asociación que representa a los concecionarios, han sido más optimistas. "Hay una demanda latente y una bolsa de conductores que están posponiendo su cambio de vehículo, que podrán beneficiarse en el último cuatrimestre de un importante esfuerzo promocional y de las unidades de Km 0 que los puntos de venta han acumulado en los últimos meses. De esta manera, esperamos que se anime la actividad comercial de los concesionarios y que el mercado vuelva a dar muestras de mejora”, han dicho desde Faconauto.

En Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos, han remarcado que si se compara este agosto con el de 2017, donde no hubo un efecto distorsivo en el mercado (como fue la entrada en vigor de la norma de emisiones WLTP en 2018), las matriculaciones han crecido en 1.600 unidades. Aún así, han resaltado la necesidad de traer confianza al consumidor. "Un claro indicador de que el mercado necesita un balón de oxígeno es que el canal de particulares acumula ya un año de bajadas. La caída de la confianza de los consumidores unida al freno en el crecimiento del PIB da muestra de que urge un escenario político estable para dar la vuelta a la situación", han explicado.

Normas