La Fed de EE UU planteó una bajada de tipos más agresiva en julio

Los miembros del Comité de Mercado Abierto descartaron una hoja de ruta de próximos recortes

La Fed de EE UU planteó una bajada de tipos más agresiva en julio
Reuters

Con los mercados europeos ya cerrados, la Reserva Federal estadounidense ha publicado este miércoles las actas correspondientes a la reunión que mantuvo el pasado 31 de julio. Entonces, el organismo presidido por Jerome Powell, decidió recortar los tipos de interés por primera vez desde la crisis y acelerar el final de su programa de reducción de balance ante el daño que la guerra comercial está infligiendo en el crecimiento económico. 

La Fed cumplió con las expectativas del mercado y optó por rebajar el precio del dinero un 0,25% hasta una horquilla de entre el 2% y el 2,25% y reconocieron que se trataba de un “ajuste a mitad de ciclo”. La institución dejó además abierta la puerta a futuros descensos si bien, su decisión no fue unánime y dos de los miembros del comité abierto se mostraron en contra. 

El documento detalla como los miembros del FOMC debatieron sobre la posibilidad de llevar a cabo bajadas de tipo de interés más agresivas, a pesar de que coincidieron en la necesidad de evitar sugerir futuros descensos. En las actas se constata que dos de ellos solicitaron rebajar un 0,5% el precio del dinero, si bien al final se optó por una rebaja a la mitad y dejaron en el aire cuántas veces están dispuestos a adoptar esta decisión este ejercicio.

En esta ocasión, las actas han quedado ligeramente desfasadas por la actualidad, dado que este viernes Powell participará en el simposio de banqueros de Jackson Hole. Además, en la fecha en la que se celebró la reunión, todavía no se conocía el negativo dato de PIB alemán en el segundo trimestre y Trump no había anunciado los aranceles que planea aplicar a productos chinos valorados en 300.000 millones de dólares en septiembre. 

La Fed no prevé una recesión económica a corto plazo y pronosticaron que el avance del PIB se mantendrá moderado hasta 2020. Dejan para 2021 el momento de una ligera desaceleración. En los últimos días los medios estadounidenses han publicado la posibilidad de que el presidente de EE UU, Donald Trump, opte por poner en marcha medidas fiscales para incentivar el consumo en caso de una posible recesión económica. Unos planes que pasarían por rebajar los impuestos a los trabajadores pero que por ahora no son más que rumores sin detallar.

A la Fed se le sumará mañana el Banco Central Europeo, que también publicará las actas de su última reunión, que podrían avanzar de forma muy tímida los próximos pasos de la institución dirigida por Mario Draghi en septiembre.

Trump prosigue con sus ataques a la Fed

Hoy mismo, antes de que se publicaran las actas, el presidente de Estados Unidos ha vuelto a cargar con dureza contra la Reserva Federal y su presidente Jerome Powell. El mandatario ha calificado al organismo como "el único problema" de Estados Unidos y ha vuelto a pedir un fuerte recorte de tipos de interés. Anteriormente, Trump "sugirió" que Powell debería de dejar los tipos de interés en la franja situada entre el 1% y el 1,25%.

Normas