El G-7 y los bancos centrales se reúnen esta semana para conjurar la crisis

Los ojos del mercado estarán sobre la Fed y sus pistas sobre bajadas de tipos

El G-7 y los bancos centrales se reúnen esta semana para conjurar la crisis
Reuters

Los principales mandatarios del planeta y los representantes de los mayores bancos centrales se reúnen esta semana, por separado, con el temor a una incipiente recesión de la economía mundial como telón de fondo. La guerra arancelaria y de divisas, y las excepcionales políticas de tipos de interés serán cuestiones destacadas en las agendas de presidentes y gobernadores.

La primera cita tendrá lugar el jueves en Jackson Hole (una pequeña localidad turística en Wyoming, Estados Unidos). Allí, la Reserva Federal de Kansas organiza todos los años un encuentro con los responsables de definir la política monetaria de las grandes economías.

En esta ocasión, las miradas se centrarán en la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). Su máximo dirigente, Jerome Powell, ha sido criticado públicamente por el presidente Donald Trump por haber retirado los estímulos monetarios y haber subido los tipos de interés excesivamente rápido. La Fed ha tratado de defender su independencia pero, a finales del mes pasado, dio en parte la razón a Trump y acordó el primer recorte del precio oficial del dinero desde 2008.

Con todo, el movimiento se antojó insuficiente a ojos del presidente estadounidense, que esperaba una mayor contundencia y concrección a la hora de hablar de futuras rebajas en el precio del dinero que ya parecen inevitables a ojos del mercado. Los inversores dan por hecho un nuevo recorte de 25 puntos básicos por parte de la Fed en septiembre y esperan al menos otra rebaja de tipos antes de que termine el año.

La del jueves será la última cita de Jackson Hole en la que Mario Draghi es el presidente del Banco Central Europeo (BCE), aunque aún no se ha confirmado su asistencia. Los grandes gobernadores centrales deberán evaluar en su reunión anual con qué armamento cuentan para reactivar el declve de la economía mundial. En el caso del BCE, la variedad de armas es cada vez más escasa.

Donald Trump en Biarritz

La otra gran cita internacional de la semana se producirá el domingo 25 en la localidad vascofrancesa de Biarritz. Allí se reunirá el llamado grupo de los 7 (G-7), que incluye a los líderes de Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia. Al encuentro también acudirán los presidentes de la Comisión y del Consejo Europeo, así como los presidentes de España y de Chile.

El conflicto arancelario lanzado por Donald Trump será el tema estrella de discusión. Aunque su principal rival en esta guerra es China (que no esta invitada a la cumbre), el mandatario estadounidense ya ha amenazado con establecer una subida de las tarifas impuestas a productos europeos y nipones que podrían entrar en vigor el próximo mes de diciembre.

Los mandatarios también tendrán la ocasión de recoger el testigo dejado por sus ministros de finanzas y debatir sobre el futuro de libra, la criptomoneda que pretende crear Facebook.

El Senado italiano debate mañana la moción de censura

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, comparece mañana en el Senado para debatir la moción de censura presentada contra él por Matteo Salvini tras su decisión de romper la coalición de gobierno con el Movimiento 5 Estrellas.

El deseo de Salvini es provocar la convocatoria de elecciones pero algunos de los políticos del partido 5 Estrellas abogan por llegar a un nuevo acuerdo de coalición con el Partido Demócrata. En el caso de que el presidente de la república italiana, Sergio Matarella, considerara que no hay posibilidades de formar un Gobierno estable, procedería a una convocatoria electoral que podría llegar incluso este mismo martes.

Normas