Mujeres juristas y referentes en su nicho de negocio

La Asociación Women in a Legal World (WLW) sigue peleando por conseguir su objetivo: que cada vez haya más mujeres en puestos directivos en el sector legal

Las seis ponentes del evento posan con algunas de las mujeres miembros de la Asociación Women in a Legal World, ayer en la sede del despacho DLA Piper.
Las seis ponentes del evento posan con algunas de las mujeres miembros de la Asociación Women in a Legal World, ayer en la sede del despacho DLA Piper.

La Asociación Women in a Legal World (WLW) sigue peleando por conseguir su objetivo: que cada vez haya más mujeres en puestos directivos en el sector legal. Y para ello, la sede del bufete DLA Piper albergó ayer la charla “Especialidades de micro-nichos: La superespecialización como vía de diferenciación en el sector legal” para dar la palabra a mujeres juristas líderes en su sector, crear sinergias y visibilizar seis casos claros de éxito que pueden inspirar a las nuevas generaciones.

De diversos ámbitos, todas las edades y con distinto recorrido, pero todas con algo en común: mujeres con talento a las que la valentía les ha llevado a lo más alto. Tras la presentación de la presidenta de WLW, la abogada Marlén Estévez, y las palabras de acogida de Pilar Menor, Socia Directora de DLA Piper, Lidia Zommer, directora de Mirada 360 afirmó, para centrar la importancia del evento, que “las mujeres tenemos que generar diferenciación para crear recuerdo”.

Seguridad, más “morro” y apetito de riesgo

La encargada de romper el hielo fue Paloma Llaneza, CEO de Razona LegalTech y experta en ciberseguridad, un ámbito del derecho que en realidad no es un micronicho, sino todo lo contrario, ya que el cibercrimen es ya la primera forma de criminalidad en el mundo y el negocio del siglo XXI. “Ya es extraño ver a abogados ciberexpertos, pues a mujeres menos”, afirma Llaneza. Su tendencia personal hacia la tecnología, su gusto por lo distópico y su curiosidad por cómo funcionan las cosas la ha llevado a ser referente en un sector de hombres.

Tras su experiencia, la experta detecta como dificultad clave para distinguirse una tendencia muy femenina de creer que “no sabemos lo suficiente” o “no lo hacemos bien” a la hora de lanzarse a una nueva oportunidad. Para evitarlo, considera clave tener seguridad, “echarle morro” y tener “apetito de riesgo”, dejando atrás ese exceso de cautela muy común en la mujer y pasando a la acción. “En el mundo de los negocios solo si tenemos apetito de riesgo vamos a tener éxito. Estoy harta de las buenas ideas, hay que hacer cosas”, afirma.

La importancia de crear una marca y ver oportunidad de negocio

Por su parte, Belén Palao, fundadora de su propio bufete Bln palao abogados y experta en impuestos aduaneros se ha hecho un hueco en este sector y ahora atrae con sus servicios a grandes compañías del selectivo. Fue en 2014 cuando, en mitad de la crisis económica, supo ver oportunidad de negocio haciendo que las empresas ahorren y agilicen su movimiento de mercancías por todo el mundo.

Para acercar a las nuevas generaciones a su nicho de negocio, la experta constata que la dificultad mayor es retener el talento cuando no hay formación en el mercado de su especialidad, más aún cuando las generaciones han cambiado su concepto del trabajo. Para las mujeres que no se atreven a dar un paso hacia delante, Palao recomienda trazar una buena estrategia profesional con la especialización y la ilusión como aliada y sobre todo “defender lo que hacemos”.

Una clave para la diferenciación: Salir en prensa

Gloria Hernández Aler, fundadora de finReg360 Regulación financiera, una boutique que se que dedica, entre otras cosas, a asesorar a empresas sobre el impacto de la regulación financiera en su estrategia de negocio. Ella es otro ejemplo de mujer que ha arriesgado para diferenciarse. En 2016 fundó la firma con dos personas y ahora, casi tres años después, cuenta con casi 40 trabajadores en ella. Y sus competidores son las Big Four.

“Nuestra diferenciación no es el volumen, es la calidad”, explica la abogada que fija algunas de las claves para llegar donde está en: detectar oportunidad de negocio, posicionarse, transmitir ilusión a los clientes y al equipo, y llevar una correcta gestión del tiempo. Además, una de los consejos que dio para destacar dentro de la abogacía de los negocios es salir en prensa como especialista y también tener un buen posicionamiento en las redes sociales. “Para el éxito hay que tener ganas”, destaca la abogada.

“En el Congreso de Abogados de fútbol éramos solo un 5% de mujeres”

Maite Nadal, socia de Laffer Abogados experta en arbitraje deportivo trabaja en un mundo de hombres pero eso no le ha impedido diferenciarse, tener éxito e incluso montar su propio despacho. “Tenemos que animarnos a entrar en el mundo del Derecho deportivo, en el último Congreso de Abogados de Fútbol éramos solo un 5% de mujeres”, explica. Para ello, asegura que es imprescindible saber inglés y francés y, sobre todo, salir, que te vean y que se hable de nosotras”, ya que, según estima, “solo hay tres mujeres que se dedican a esto en España”.

Además, confiesa que una de las causas de que no haya más abogadas en esta área del derecho es que muchas, en sus inicios, se “ponen la venda antes de la herida” y piensan que no van a llegar. Sin embargo, recuerda que este es un nicho de negocio con futuro y que cada vez es más complejo y mueve más dinero. “Os animo, pisad fuerte y creer que lo vais a hacer”, concluye.

La importancia de no pensarlo y lanzarse

Paula González de Castejón, abogada de DLA Piper y experta en gambling (juego de apuestas online) también es una mujer en un área del derecho gobernada por los hombres. Se ha ganado su hueco en el sector gracias a su capacidad de generar confianza en empresas que operan en España pero se encuentran fuera y que buscan un profesional que se adelante y se convierta en su business partner. “Esto me ha permitido diferenciarme”, cuenta Castejón.

Para lograrlo, tiene claro que hay que ser valiente y lanzarse, pero, sobre todo, olvidarse del pensamiento tan recurrente de “qué voy a aportar yo”. “Vendernos es uno de los retos de las mujeres que se dedican a micronichos como el gambling o juego online. Es muy importante tener la seguridad necesaria para dar ese paso”, confiesa.

Ser joven no es un impedimento, todo lo contrario

Por último, Blanca De Planchard, abogada de tan solo 24 años del bufete Ecija, está especializada en eSports, una industria en pleno apogeo que ya ha superado el billón de euros de rendimiento a nivel mundial. Planchard demostró que ser joven y experta no tiene por qué ser raro cuando hay una buena formación, sabes de lo que hablas y tienes seguridad y confianza.

Sin embargo, también ha sufrido discriminación en los eSport por ser mujer, empezando porque desde pequeña ya le decían que no era bienvenida a jugar a la “Game boy” (juego de chico), pero ella lo siguió haciendo. Por esto, cuando empezó a jugar, confiesa que le recomendaron usar un pseudónimo para que no se identificara que era una chica.

Esta realidad está ahí y además ha provocado que la primera gran campeona del mundo se tenga que retirar de la competición tras ser acosada por ser chica y además transexual. “Es lo habitual, no te toman en serio”, confiesa. Para acabar con esto, Planchard lanza un mensaje: “Os animo a quitar tabús”.

Normas