El Tribunal Constitucional avala el uso de la ‘lista Falciani’ para condenar a evasores fiscales

Aclara que el uso de datos bancarios de la filial suiza del HSBC no vulnera la presunción de inocencia ni otros derechos de los encausados

lista Falciani
Sede del Tribunal Constitucional.

Los tribunales españoles podrán condenar a evasores fiscales apoyándose en la llamada lista Falciani, un listado de clientes de la filial suiza del HSBC que el extrabajador del grupo que le da nombre acabó entregando a las autoridades.

Así lo ha decretado este martes el Tribunal Constitucional al rechazar el recurso presentado por el ingeniero Sixto Delgado de la Coba, uno de los primeros condenados por evasión fiscal que aparecía en esta lista.

El Pleno del Constitucional ha decidido por unanimidad que “la obtención de datos bancarios de la lista Falciani no vulnera el derecho a la presunción de inocencia ni a un proceso con todas las garantías”.

Con este fallo, queda ratificada la sentencia del Tribunal Supremo que condenó a tres años y medio de prisión y una multa a Delgado de la Coba por dos delitos contra la Hacienda Pública, quien cometió defraudación fiscal por eludir el pago de impuestos. 

Delgado de la Coba, que se zafó de la justicia al conocer su condena y se dedicó a recurrir ante el Constitucional y solicitar un indulto al Ministerio de Justicia, es un ingeniero jubilado que trabajó para Repsol y fue bodeguero en Canarias.

Mientras que ante la hacienda española declaraba contar con una renta de entre 15.000 a 41.000 euros anuales, en la oficina de HSBC de Ginebra contaba con 6,95 millones de dólares (6,2 millones de euros) de los que nunca había dado parte al fisco, según figura en el fallo del Supremo. El tribunal le condenó a seis años de prisión y 14 millones de euros de multa. 

El pronunciamiento del Constitucional tiene especial relevancia para los miembros de la lista Falciani que fueron encausados por evasión fiscal. Aunque el listado incluía a medio millar de contribuyentes españoles, Hacienda se dirigió a ellos por carta en 2010 a fin de que regularizaran su situación procediendo judicialmente solo contra aquellos que rehusaron hacerlo. 

Además de para condenar a Delgado de la Coba, la lista Falciani ha servido ya para fundamentar una pena de siete años de prisión y 20 millones de euros en multas al empresario Jacob Benzquen, dedicado a la comercialización de inmuebles y relojes, que se cree que se marchó a Israel antes del fallo.

Además, el registro de clientes permitió a la Justicia conocer que el expresidente de Bankinter Jaime Botín gozaba de una participación accionarial en ese banco mayor de la que declaraba, lo que le valió una multa de 300.000 euros.

Normas