Tres usos para sacar partido a tu antiguo pendrive USB

Tres usos para sacar partido a tu antiguo pendrive USB

Uso adicionales y útiles para los pendrive USB que son antiguos

Seguro que tienes por casa un pendrive USB antiguo que no sabes qué hacer con él ya que tiene bastante tiempo y su espacio de almacenamiento -y posiblemente su rendimiento- ya no es el que se espera en los tiempos que corren. Esto no quiere decir que no exista utilidad para ellos, algo que vamos demostrar con tres usos que son sencillos de ejecutar y de los que se obtienen buenos beneficios.
La capacidad mínima para que se puedan utilizar las opciones que vemos a comentar es de 4 GB, algo que no es especialmente complicado en los pendrive que ya tienen unos años. En lo que tiene que ver con el rendimiento, con ser compatibles con USB 2.0, es más que suficiente para que la experiencia que se consigue sea la adecuada. El caso es que para mejorar el rendimiento de un ordenador con Windows 10 -o simplemente para aumentar la seguridad al acceder a un equipo-, es posible sacarle todavía partido a estos accesorios.
Por cierto, la marca del pendrive es completamente irrelevante, así como su diseño, por lo que no pienses que por tener un modelo del que se desconoce su procedencia no se puede aprovechar lo que vamos a indicar. Con sólo cumplir lo indicado antes, es más que suficiente.

Windows 10
Dale una nueva vida a tus antiguos pendrives

Mejora el funcionamiento del PC

El primero es el que permite optimizar el funcionamiento de Windows 10. Esto se activa en las propiedades del dispositivo USB una vez que está reconocido y está en funcionamiento, y se denomina ReadyBoost. Optimiza la caché del disco de almacenamiento, lo que puede ser toda una ayuda si tienes un componente que funciona a 5.400 RPM. Sin duda algo que debes probar para ver si tu ordenador se revitaliza.

Utiliza el pendrive como llave de bloqueo

Esto es algo que muchos desconocen que es posible hacerlo. Básicamente la unidad USB se convierte en un elemento de control de acceso al ordenador, por lo que cuando está conectado el pendrive se puede utilizar el equipo y, si no es así, este se bloquea –sin necesidad de contraseña alguna-. Esto conseguirlo es bastante sencillo, ya que hay aplicaciones para lograrlo que son gratuitas, como por ejemplo Predator.

 
Aplicaciones móviles, otra buena opción


Existen versiones de aplicaciones habituales, como por ejemplo editores de texto o de imágenes, que se han desarrollado para ser posible darles uso desde un pendrive. De esta forma, no ocupan espacio en el disco interno y nadie sabe lo que sueles hacer con el PC. La velocidad no es la mejor posible, pero sí que es eficiente. Con este uso es posible llevar siempre encima tu pack de herramientas y darle uso en cualquier equipo con Windows 10. Encontrar estos desarrollos oficiales no es precisamente complicado.

Normas