Italia recorta el objetivo de déficit para evitar el conflicto con la UE

Los inversores se abalanzan a comprar deuda italiana a diez años y la prima de riesgo del país se reduce hasta los 225,7 puntos

El Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte.
El Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte. AFP

Tras meses de conflicto, la paz volverá previsiblemente a la Unión Europea. Al menos, en uno de sus múltiples frentes de inestabilidad. Italia finalmente respetará la norma de déficit de la Unión tras estimar un descuadre en sus cuentas del 2% del PIB (7.600 millones de euros) para 2019, según cuentan a Bloomberg fuentes cercanas a la noticia que prefieren mantenerse en el anonimato. Previamente, en un borrador de los Presupuestos elaborado en el mes de abril, el país mediterráneo contaba con un déficit del 2,4%.

Italia espera reducir esos cuatro puntos porcentuales de déficit vía aumento de los ingresos y contención de gastos, también empleará los 1.500 millones de euros que el país preparó para un programa de ayudas sociales que ha tenido menos demanda de la esperada.

Con esta medida, Italia pretende evitar las sanciones de hasta 3.500 millones de euros que tenía preparada la Unión Europea al considerar ésta que desde Roma no se estaban tomando las medidas necesarias para controlar su abultada deuda. La deuda de Italia alcanzaba en junio el 130% de su PIB, lo que supone 2,373 billones europeos de euros en términos absolutos.

Como resultado de la rebaja de la tensión, los inversores se han lanzado a comprar deuda italiana, que en comparación con otras deudas de países periféricos europeos como por ejemplo España, ofrece un rendimiento más atractivo. El bono a 10 años italiano pierde hoy 70 puntos básicos de rentabilidad y se sitúa en torno al 1,898%. La prima de riesgo cae 6,6 puntos y queda en los 225,7.

El déficit de cara a 2020 se mantendría según las mismas fuentes sin cambios, es decir, en el 2,1% del PIB.

Normas