Política

Sánchez abrirá una ronda de contactos con PP, Cs y Podemos el lunes

El Rey propone al líder del PSOE como candidato a la presidencia del Gobierno

Sánchez abrirá una ronda de contactos con PP, Cs y Podemos el lunes
AFP

Una vez finalizada la ronda de consultas del Rey con los líderes políticos, Felipe VI ha propuesto a Pedro Sánchez como candidato a la presidencia del Gobierno. Y Sánchez ha recogido el guante, aceptado el encargo y anunciando una ronda de contactos para la próxima semana con el PP, Ciudadanos y Unidas Podemos.

"No hay otra alternativa. O gobierna el PSOE o gobierna del PSOE", ha afirmado Sánchez. Y ha dibujado un futuro gobierno socialista apoyado en cuatro pilares: transición ecológica, impulso a la digitalización de la economía, lucha contra la desigualdad y fortalecimiento de Europa. Ha sostenido también que impulsará un Ejecutivo "desde los valores progresistas para construir grandes progresos", para lo que ha llamado al resto de fuerzas políticas que faciliten un Gobierno estable para los próximos cuatro años.

Preguntado por los periodistas, el líder del PSOE no ha rechazado explícitamente la incorporación de miembros de Unidas Podemos a su Gobierno, si bien ha sostenido que "es normal" que el resto de partidos "fijen su posición antes de las negociaciones". Sobre lo que sí ha sido taxativo es sobre el rechazo a negociar con Bildu, tanto por el PSOE a nivel nacional como por el PSN en Navarra.

Además de reunirse con los líderes de los tres partidos con más representación en el Congreso, Sánchez también ha avanzado otra ronda de consultas con el resto de partidos con menor representación parlamentaria. En ellos ha agrupado a Navarra Suma, cuyo líder José Javier Esparza ha abierto la puerta a una abstención a cambio de que el PSOE frustre el intento de su líder en la región, María Chivite, de formar un Gobierno con GBai y Izquierda-Esquerda, que necesita de la abstención de Bildu.

Sánchez cuenta, por el momento, con el apoyo expreso de los 123 diputados del PSOE. En cambio, los líderes del PP, Pablo Casado, Ciudadanos, Albert Rivera, y Vox, Santiago Abascal, ya han confirmado que votarán en contra. Suman 147 parlamentarios, a los que se añaden los 2 diputados de Coalición Canarias, que también votarán en contra.

En el alero quedan los 42 representantes de Unidas Podemos, que exigen un Gobierno de coalición para apoyar a Sánchez. Tampoco han definido sus votos los 6 diputados del PNV, el de Compromís y el PRC. Navarra Suma ha abierto la puerta a la abstención, lo que junto a la no renuncia de los diputados presos de Junts per Cat y ERC allanan el camino a Sánchez.

La fecha del pleno de investidura aún no está decidida, según ha afirmado Batet a preguntas de los periodistas. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha dicho que ahora empiezan las negociaciones con los grupos políticos y que será el candidato el que decida la fecha.

Normas